El d√≠a en que amenazaron a Michael Jordan: “Si volv√©s a hacer eso voy a romperte las dos piernas”

Un cara a cara entre Cartwright y Jordan; el 23 tenía actitudes de desprecio deportivo hacia el 24.

The last dance ( El √ļltimo baile ) permiti√≥ conocer en profundidad a Michael Jordan y Chicago Bulls. La serie dej√≥ certezas, ense√Īanzas, unas cuantas dudas y efectos colaterales. Se habla de la importancia de un l√≠der eficaz, su enfoque en el d√≠a por d√≠a, su actitud y el trabajo en grupo. Pero tambi√©n, de una cara menos conocida de MJ, la de diversas actitudes que resultaron chocantes para algunos integrantes del m√≠tico equipo. Entre ellos, Bill Cartwright, uno de los pocos que se animaron a enfrentarse con el crack. Entre ambos hubo una tensi√≥n que una noche lleg√≥ a convertirse en amenaza: “Si volv√©s a hacer eso voy a romperte las dos piernas”.

Para entender la relaci√≥n Jordan-Cartwright hay que remontarse al arribo a Chicago del ex interno, que ven√≠a de ser una de las piezas fundamentales en New York Knicks. Pero su traspaso no fue bien visto por el n√ļmero 23, ya que Cartwright lleg√≥ para reemplazar a su amigo Charles Oakley.

Enojado, Jordan le hizo imposible la vida al nuevo pivote, al que apod√≥ despectivamente “Bill M√©dico” por las lesiones que lo ten√≠an a maltraer. Seg√ļn detall√≥ el periodista Eric Freeman, en los entrenamientos el l√≠der de Chicago le pasaba mal la pelota para dejarlo en evidencia. Jordan, seg√ļn cuentan, no confiaba en la capacidad de Cartwright. Incluso dec√≠a que ten√≠a “malas manos”.

Siguen emergiendo conductas pol√©micas de Michael Jordan a ra√≠z del documental El √ļltimo baile. Fuente: LA NACION

“Michael se mofaba de los dedos resbaladizos de Cartwright y lo apod√≥ de forma despectiva debido a sus constantes problemas en los pies”, record√≥ el entonces entrenador Phil Jackson en su libro Once Anillos . Jordan, ganador, perfeccionista y minucioso como lo expuso la serie, sol√≠a ser despiadado con sus compa√Īeros en los entrenamientos.

Cartwright soport√≥ casi toda la temporada inicial las humillaciones de Jordan, que incluso en jugadas clave de partidos ped√≠a a sus compa√Īeros que no le pasasen el bal√≥n al pivote. El malestar del hombre nacido en Lodi, California, aument√≥ cuando MJ le recrimin√≥ delante del resto del equipo un “pobre desempe√Īo”.

Los hechos fueron acumul√°ndose, hasta que una noche Cartwright no aguant√≥ m√°s. Tras un partido llev√≥ a su compa√Īero a un rinc√≥n en el vestuario. “Mir√°, no me gustan las cosas que te he escuchado sobre m√≠, ni que les digas a los chicos que no me pasen la pelota. Si volv√©s a hacer eso nunca m√°s vas a jugar al b√°squetbol porque voy a romperte las dos piernas”. At√≥nito, Jordan se limit√≥ a mirarlo con seriedad. No le respondi√≥.

Festejo de Jordan en 1998, con Cartright detr√°s.
Festejo de Jordan en 1998, con Cartright detrás. Crédito: Netflix

Entonces la relación entre ambos experimentó un quiebre. Ya en la segunda temporada en Chicago, las lesiones le dieron un respiro a Cartwright, que mejoró su movilidad, y Jordan comenzó a respetarlo en la cancha y fuera de ella.

A√Īade Jackson en su libro: “En cierta ocasi√≥n realizamos una pr√°ctica en la que acabamos oponiendo el metro 98 de Jordan contra los 2,16 de Cartwright. Michael estaba empe√Īado en hacer una volcada ante Cartwright y Bill estaba decidido a imped√≠rselo. Chocaron en el aire y todos contuvimos el aliento mientras Bill depositaba lentamente a Michael en el suelo. A partir de ese entonces, Michael tuvo un cambi√≥ de actitud frente a Cartwright”, relata el director t√©cnico, de posterior gesti√≥n en el Los Angeles Lakers de Kobe Bryant y Shaquille O’Neal.

Jordan, indudable l√≠der del hegem√≥nico Chicago Bulls de los noventas, termin√≥ compartiendo la capitan√≠a con Cartwright, el √ļnico que se animaba a enfrentarse con la superestrella.
Jordan, indudable l√≠der del hegem√≥nico Chicago Bulls de los noventas, termin√≥ compartiendo la capitan√≠a con Cartwright, el √ļnico que se animaba a enfrentarse con la superestrella. Fuente: AFP

Otra curiosidad: Cartwright tiene una voz muy peculiar por culpa de un codazo que recibi√≥ jugando por Chicago contra Indiana Pacers y que le afect√≥ la laringe. “Llegu√© a la conclusi√≥n de que en el equipo necesit√°bamos otro l√≠der para equilibrar el perfeccionismo de Michael, de modo que nombr√© cocapit√°n a Bill Cartwright. Pese a su forma suave de hablar, cuando se lo propon√≠a, Bill pod√≠a ser muy en√©rgico y no le daba miedo enfrentarse con Michael, actitud que √©ste respetaba”, rememor√≥ el entrenador m√°s ganador de la historia de la NBA, con once anillos (de ah√≠ el t√≠tulo de su libro).

No obstante, en un segundo plano y sin brillar en un conjunto en el que Jordan y Scottie Pippen eran estrellas, Cartwright gan√≥ tres campeonatos. Y exhibi√≥ muy buenos desempe√Īos. Tras retirarse, fue asistente de Jackson en Bulls (1996-1998), equipo al que dirigi√≥ entre 2001 y 2003. Despu√©s fue asistente en New Jersey Nets y Phoenix Suns, entren√≥ en Jap√≥n y condujo al seleccionado mexicano.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!