El derribo del avión «complica la situación» entre Rusia y Siria

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, consideró hoy que el derribo este lunes de un avión ruso por parte de las fuerzas armadas sirias «complica la situación» entre Moscú y Damasco, pero rechazó que el incidente afecte a la coalición internacional que combate el yihadismo en la región.

«Creo que complica la situación para las familias de los rusos que murieron allí y creo que complica la situación entre el régimen (sirio) y Rusia. Pero no nos afecta a nosotros de ninguna manera», declaró Mattis a un grupo de periodistas en el Pentágono, donde el responsable recibió a su homólogo filipino, Delfin Lorenzama.

Ayer, las defensas antiaéreas sirias abrieron fuego contra cazabombarderos israelíes que se habían adentrado en su territorio, pero erraron en el blanco y acabaron derribando una aeronave rusa que se encontraba en la zona y causaron la muerte de quince militares rusos.

El Kremlin ha culpado a Israel del incidente por haber provocado la situación con sus «acciones hostiles». Sin embargo, desde Washington, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha señalado a las fuerzas gubernamentales sirias como únicas responsables, mientras que el Departamento de Estado estadounidense ha calificado la acción de «suceso desafortunado».

Mattis también abordó la situación en la provincia de Idleb, último bastión de la oposición siria en el que también se cobijan yihadistas, después de que los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, alcanzaran ayer un acuerdo para suspender la ofensiva anunciada por el Gobierno de Al Asad. «Es uno de los problemas más complejos y uno de los escenarios más complicados en estos momentos. Estoy seguro de que aún no está todo resuelto», señaló Mattis.

La ofensiva sobre Idleb ha desatado las alarmas entre la comunidad internacional porque podría generar una grave crisis humanitaria y por las acusaciones cruzadas entre los distintos bandos sobre el posible uso de armas químicas, lo que ha llevado a la Casa Blanca a advertir de que una acción semejante acarrearía consecuencias.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!