El derbi de la redención

Le llega el primer aviso a Lopetegui (su colega Valverde est√° en las mismas). De lo que ocurra esta noche en el Bernab√©u el destino le puede poner la zancadilla al t√©cnico madridista. Est√° en la cuesti√≥n inmortal de Shakespeare: o ser Ben√≠tez o ser Zidane o no ser nada. Est√° en un laberinto. Como declar√≥ que no suele hacer caso a las cr√≠ticas sino a sus an√°lisis, tendr√° que atinar mucho para que el vergonzoso descalabro de Sevilla no se repita, y menos con el Atleti de Simeone, y menos en Chamart√≠n, y as√≠ nadie pueda recordarle aquello de Shostak√≥vich sobre Puccini: ¬ęescribi√≥ √≥peras maravillosas, excepto la m√ļsica¬Ľ.

La vida es un derbi sin sosiego. Al primer derbi que asist√≠ en el Bernab√©u, junto a mi padre, fue en la temporada 1964-65, gan√≥ el Atleti, 0-1, gol de Mendon√ßa, era el primer derbi de Pirri y el primero sin Di St√©fano. El Madrid llevaba nada menos que 121 partidos sin perder en casa (desde 1957), pero, al final, ganar√≠a la Liga. Esos eran derbis vividos con una intensidad en la grada que ni so√Ī√≥ Tebas, ahora que ignora a las aficionados que acudimos a los estadios como si fu√©ramos (tal vez sea verdad) meros figurantes y nos castiga con un vaiv√©n de d√≠as y horarios delirante.

Volvamos a Lopetegui: no atender a la baja forma, alarmante, de Marcelo le ha dado ya alg√ļn disgusto; no advertir en Ramos la extrema lentitud y los caracoleos en el √°rea, las p√©rdidas de posici√≥n y el exceso de confianza (advierta el lector que el dudosos m√©rito europeo de Ramos es que ya ha superado al rudo Scholes como el jugador m√°s sancionado); el miedo a mover a Benzema, quien ante la amenaza de que se fichara a un delantero incontestable, se vaci√≥ en los primeros partidos y despu√©s, con la llegada de Mariano, no vio peligro, y otra vez a las sopor√≠feras andadas; es decir, a dormir en el campo o a pasearse, enciende las alarmas. Para Lopetegui √©ste tendr√≠a que ser el debi de la redenci√≥n, porque lo contrario no es ni alentador, ni recomendable.

Fernando R. LafuenteColaboradorFernando R. Lafuente

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!