El debate tributario est√° atado al sistema de jubilaciones

Cambios locales en las contribuciones de las empresas

Las reformas a los aportes y contribuciones a la seguridad social fueron en general modestas, seg√ļn un informe de la OCDE que analiza las tendencias en las reformas impositivas de los √ļltimos dos a√Īos. “En t√©rminos generales, los cambios en las tasas se dividen en partes iguales entre recortes y aumentos y los cambios en la base imponible, en partes iguales entre ampliaci√≥n y reducci√≥n”, se afirma.

En la Argentina (un caso que se comenta), la ley 27.430 dispuso la vigencia de un monto no imponible para los salarios, con lo cual se reduce la base para el c√°lculo. En funci√≥n de esa medida, este a√Īo la contribuci√≥n que hacen los empleadores se calcula sobre el salario luego de descontarle $7003,68, y la al√≠cuota es de 20,4% o de 18% dependiendo de la actividad y el nivel de facturaci√≥n.

La suma no imponible se ir√° elevando cada a√Īo hasta 2022, a partir de un monto fijado en la ley, que se actualiza por inflaci√≥n. Y las al√≠cuotas ir√°n subiendo o bajando, seg√ļn el caso, para unificarse en ese momento en 19,5%, siempre sobre el salario bruto excedente de la cifra liberada de la contribuci√≥n.

Seg√ļn Andr√©s Edelstein, que fue secretario de Ingresos P√ļblicos en el momento de la reforma legal, esa medida -conjugada con otras, como la reducci√≥n de la al√≠cuota de ganancias corporativas y la eliminaci√≥n de algunos tributos internos- tuvo el prop√≥sito de alentar inversiones, contrataciones y blanqueo de trabajadores. Sin embargo, admite que el ciclo econ√≥mico no ayud√≥. “Uno de los objetivos era formalizar, pero con la ca√≠da de la actividad, por ahora no se notan efectos”, sostiene.

“Los aportes y contribuciones deben ser considerados salarios diferidos o en especie, si con los recursos se est√° financiando la jubilaci√≥n futura o la prestaci√≥n de servicios de salud”, se√Īala el economista Oscar Cetr√°ngolo, docente e investigador de la UBA y el Conicet. Agrega que una reforma tributaria est√° muy ligada a lo que pasa con el sistema previsional. En nuestro pa√≠s, analiza, el financiamiento de lo contributivo y de lo social qued√≥ mezclado y eso merece una revisi√≥n.

“V√≠a moratoria, se sum√≥ al esquema contributivo a quienes no hab√≠an aportado o hab√≠an aportado poco; ahora est√° todo en la misma bolsa, cuando en realidad habr√≠a que ver de qu√© manera se pueden financiar las coberturas sociales con rentas generales y qu√© prestaciones se pueden pagar con los recursos de los aportes y contribuciones”, eval√ļa Cetr√°ngolo. Hoy por hoy no es que se afronten con estos √ļltimos recursos los pagos a quienes no hab√≠an aportado, sino que en la cuenta general entran recursos de aportes y tambi√©n provenientes de impuestos generales, como 11% del IVA y del 100% del impuesto al cheque.

La intenci√≥n de separar lo contributivo de lo no contributivo est√° impl√≠cito en la decisi√≥n de reemplazar las moratorias por la Pensi√≥n Universal para el Adulto Mayor (PUAM), lo cual indica que eso se har√° (al menos seg√ļn la normativa vigente) de manera progresiva. Hay m√°s de 4 millones de prestaciones otorgadas por moratoria que est√°n en curso de pago, y los planes se siguen otorgando (puedan adherir las mujeres que cumplan 60 a√Īos hasta el 23 de julio de 2022).

Otro desaf√≠o al que apunta Cetr√°ngolo est√° en el monotributo: el r√©gimen simplificado prev√© un aporte que es considerado bajo y que, durante muchos a√Īos, se mantuvo congelado y sin contemplar diferencias por nivel de facturaci√≥n. Hoy s√≠ rigen cifras diferenciales, pero el economista advierte que no para toda la poblaci√≥n que est√° en el monotributo se justifica que el Estado otorgue el subsidio que implica el aporte previsional del sistema.

Por el peso creciente de los pagos jubilatorios en las erogaciones de los pa√≠ses, el √ļltimo panorama fiscal de Am√©rica latina difundido por la Cepal advierte que “el debate sobre los impuestos y las cargas sobre la n√≥mina salarial destinados a financiar programas de seguridad social, no puede encararse de manera aislada”, sino a la par del an√°lisis de los beneficios ofrecidos.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!