El danés Pedersen gana el Mundial del agua

Mathieu van der Poel se desinfla como un globo que se pierde en la tierra y, medio parado, muerto en vida, recibe como pinchazos de alfiler las gotas de agua que impactan sobre su cara colorada, juvenil, impetuosa. A doce kil√≥metros de Harrogate, el fen√≥meno holand√©s se ha vaciado cuando no hab√≠a otro candidato para ganar. Es la imagen del Mundial ingl√©s, una de las fotos de la temporada. El italiano Trentin se ve entonces campe√≥n, 270 kil√≥metros despu√©s de un Mundial terrible, disputado en el aguacero, el viento, las balsas de agua, el fr√≠o y la deserci√≥n masiva porque solo acaban una cuarentena de ciclistas. Ya ha abandonado Alejandro Valverde, congelado, aterido, desesperado, y el maillot arco √≠ris es una merienda a tres que, oh sorpresa, conquista Mads Pedersen, dan√©s de 23 a√Īos, otro joven al asalto del pelot√≥n. A Trentin se le queda cara de palomo, porque era el m√°s r√°pido y ha perdido la ocasi√≥n de su vida. Pedersen, un palmar√©s casi in√©dito, sucede a Valverde. Fue una p√©sima carrera de los espa√Īoles. As√≠ lo decidi√≥ el Mundial de la lluvia.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!