El ¬ęcrimen de la ballesta¬Ľ destapa una secta sexual obsesionada con la alquimia y el medievo

El hombre cuyo cuerpo fue descubierto con varias saetas de ballesta clavadas en el cuerpo, en una pensi√≥n cercana a Passau, en el norte de Alemania, era un gur√ļ dominador de una secta esot√©rica, de la que tambi√©n formaban parte las cuatro mujeres asesinadas. Dominaci√≥n y manipulaci√≥n sexual, esoterismo medieval y un pacto para suicidarse o asesinato consentido son algunas de las hip√≥tesis que maneja la polic√≠a, aunque todav√≠a hay muchos interrogantes.

No est√° listo todav√≠a, por ejemplo, el resultado de la autopsia que determinar√° las causas de la muerte de las dos mujeres cuyos cuerpos aparecieron en un apartamento a 600 kil√≥metros del resto de las v√≠ctimas del denominado ¬ęcrimen de las ballestas¬Ľ y cuyos cad√°veres no presentaban signos de violencia externa. Pero s√≠ ha quedado ya claro gracias a los testimonios de familiares y conocidos que Torsten W., el l√≠der del grupo, hab√≠a conocido a las mujeres durante entrenamientos de deportes de combate, las hab√≠a aficionado a la alquimia y las hab√≠a ido separando de sus c√≠rculos de amistades y familiares. Los padres de la m√°s joven de ellas, Carina, de 19 a√Īos, han reconocido que era depresiva y recib√≠a tratamiento psiqui√°trico hasta que conoci√≥ a Torsten, rompi√≥ con la terapia y se march√≥ de la casa de sus padres.

La policía alemana calcula que todavía serán necesarias otras dos o tres semanas para determinar las circunstancias exactas de la muerte de las cinco personas, cuyos cuerpos fueron hallados en dos lugares del norte y el sur de Alemania, pero que estaban relacionadas entre sí, no solo por su pertenencia a u club internacional de caballeros que organiza torneos medievales y porque compartían oscuras prácticas de alquimistas, sino también porque mantenían relaciones íntimas cuyas combinaciones no ha sido todavía posible precisar.

El hombre, identificado como Torsten W., de 53 a√Īos, parece haber tenido un papel central en el grupo. Seg√ļn la cadena de televisi√≥n RTL y el peri√≥dico Bild se comportaba como un l√≠der tir√°nico para controlar a las cuatro mujeres. ¬ęLos investigadores sospechan que todos eran miembros de alg√ļn tipo de grupo sexual focalizado en la Edad Media¬Ľ, ha dicho uno de los investigadores, que a√Īad√≠a que todo apunta a que manten√≠a ¬ęuna relaci√≥n con varias mujeres que controlaba como un amo¬Ľ.

Servidumbre y oscurantismo

Torsten llevaba una larga barba blanca, ten√≠a una tienda de productos medievales en Renania Palatinado llamada ¬ęMilites Conductius¬Ľ y organizaba por las noches sesiones de combate con espadas. Tambi√©n llevaba tatuados s√≠mbolos alquimistas, un movimiento esot√©rico de la Edad Media y hab√≠a introducido a las mujeres en esta especie de culto oscurantista. La polic√≠a descubri√≥ primero el cuerpo del hombre y de dos mujeres, Kerstin E. y Farina C., en la habitaci√≥n de un hotel en Passau (Baviera).

Torster y Kerstin hab√≠an muerto a causa de sendas flechas de ballesta disparadas directamente sobre el coraz√≥n de cada uno de ellos. Despu√©s de esas dos flechas mortales, seg√ļn ha detallado el informe forense, ambos recibieron varios otros impactos de flecha del mismo arma en diversas partes del cuerpo. El cad√°ver de Farina, en cambio, apareci√≥ en el suelo de la habitaci√≥n y en medio de un charco de sangre. La autopsia confirma que muri√≥ a causa de la √ļnica flecha clavada en su cuerpo, concretamente en el cuello.

Las otras dos v√≠ctimas, Gertrud C. y Carina U., fueron halladas en el apartamento de Farina C., en la localidad de Gifhorn, en Baja Sajonia. La madre de esta √ļltima ha declarado ante la fiscal√≠a que su hija ¬ęsolo hablaba de Torsten¬Ľ mientras su padre asegura que todav√≠a no entiende ¬ęque alguien pueda manipular as√≠ a una personas en un lapso de tiempo que dur√≥ entre cuatro y seis semanas¬Ľ, porque su hija antes era ¬ęfeliz¬Ľ.

Alexander Kr√ľger, que alquil√≥ un local a Torseten en 2017, asegura que en esa √©poca viv√≠a con una pareja de lesbianas a las que daba √≥rdenes y por las que era servido. ¬ęSu lenguaje corporal era devoto, con la cabeza gacha, hac√≠an todo lo que √©l les dec√≠a, incluso antes de que se lo dijese¬Ľ, ha descrito a aquellas dos mujeres a las que ahora busca la polic√≠a.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *