El Constitucional admite el recurso del Gobierno contra la reprobación del Rey

El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite por unanimidad el recurso del Gobierno contra la reprobación del Rey, acordada en el Parlamento catalán el pasado 11 de octubre. El Ejecutivo de Pedro Sánchez impugnó la moción del parlamento autonómico al considerar que invadía competencias que no le corresponden.

La inciativa del Parlament, que salió adelante con los votos de los comunes, Junts per Catalunya y ERC, rechazaba «el posicionamiento del Rey y su intervención en el conflicto catalán» y apostaba por la «abolición» de la Monarquía.

Aun así, el recurso no supone la suspensión automática de la resolución del Parlament porque el Gobierno no ha ejercido su potestad para ello. El Ejecutivo socialista, en el recurso, no invocó la aplicación del artículo 161.2 de la Constitución, según el cual un recurso del Gobierno tiene capacidad para suspender una resolución si es admitido, antes de entrar al fondo del asunto.

La decisión del TC significa que el tribunal garante de la Constitución analizará si la resolución del Parlament es compatible con la Constitución o, por el contrario, debe ser anulada por inconstitucionalidad. La decisión sobre el fondo del asunto tardará semanas en llegar.

Antes de resolverlo, el Constitucional ha dado traslado de la admisión a trámite al Parlamento catalán, presidido por Roger Torrent, para que formule alegaciones en un plazo de 20 días.

Cuando presentó el recurso el Gobierno, en contra del criterio del Consejo de Estado, la vicepresidenta Carmen Calvo explicó que es «absolutamente oportuno» que el Constitucional se pronuncie sobre la legalidad de la resolución contra el Rey. El Gobierno considera que la reprobación vulnera cinco artículos de la Carta Magna y dos del Estatuto de Autonomía catalán.

La moción que sacó adelante el Parlament fue impulsada por los «comunes», la formación de Ada Colau, en un intento de acercarse al soberanismo con fines electorales.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!