El consejero vasco de Cultura pide que Siri hable en euskera

El consejero vasco de Cultura y Política Lingüística, Bingen Zupiria, reclamó este miércoles en el ‘Fórum Europa. Tribuna Euskadi’ que Siri, el sistema de inteligencia artificial de Apple, utilice el euskera para comunicarse con los usuarios con el fin de normalizar la lengua también en el entorno digital.

Durante su intervención en este acto organizado por Nueva Economía Fórum en Bilbao, Zupiria subrayó que la exclusión del euskera en este tipo de aplicaciones digitales constituye una de sus «debilidades», lo cual se puede convertir en una «amenaza para su supervivencia».

El consejero explicó que en la actualidad «hay miles de lenguas en peligro de extinción», y emplazó a administraciones, empresas y familias a no permitir que el euskera «sea una de ellas». Por eso, puso en valor que la lengua autonómica se encuentre entre las 100 «de mayor vitalidad» en el panorama global y que sea también una de las 30 más utilizadas de Wikipedia y Twitter.

Sin embargo, lamentó que la aplicación de Apple todavía no es euskalduna: «Siri no lo entiende, no habla euskera», explicó Zupiria, que afirmó que la supervivencia del idioma exige «la normalización de su uso en todos los ámbitos de la vida», también en el plano digital.

En esta línea, adujo que administraciones de otros países, como es el caso de Islandia, también están preocupadas debido a que la inteligencia artificial del gigante norteamericano «tampoco habla islandés», lo que favorece que la ciudadanía «se habitúe a hablar en inglés y termine usando esta lengua para actividades digitales».

En este sentido, el consejero vasco destacó que es necesario hacer un esfuerzo para que impulsar el euskera también «en el mundo del ocio y el deporte», así como en el ámbito de la cultura y el entorno digital. «Todo ello en un contexto local en el que el castellano sigue funcionando como lengua hegemónica y en medio de un mundo globalizado en el que la nueva y gran lengua franca que se ha impuesto, el inglés, va a ir ocupando funciones y preferencias en nuestros hábitos y nuestras mentes», manifestó.

Elemento de adhesión

Por otro lado, Zupiria reivindicó el uso del euskera como «elemento tractor de la convivencia y la adhesión» en el País Vasco. El dirigente nacionalista alabó el «proceso de revitalización» que ha tenido la lengua autonómica gracias a la labor de normalización impulsada tanto por la administración como por las propias familias, aunque puso de relieve la necesidad de seguir favoreciendo su desarrollo fuera del ámbito académico.

Zupiria repasó el proceso de «revitalización» que ha permitido al euskera «sobrevivir a la dictadura franquista». Una etapa en la que a su parecer fue determinante la labor del científico navarro Pedro Miguel Echenique, uno de los principales impulsores de la Ley de normalización del uso del euskera de 1982.

«El relato d la normalización del uso del euskera que nuestra sociedad ha protagonizado en estas décadas se ha convertido en una referencia para muchas comunidades con lenguas minorizadas que buscan otros modelos en los que fijarse», subrayó el consejero nacionalista, que añadió que esa transformación social también es «fruto de una apuesta decidida, continuada y comprometida de las familias vascas». En este sentido, aseguró que el efecto que produce el euskera en el País Vasco es comparable a la de otro elemento de «adhesión» como es el Concierto Económico, el instrumento que regula los aspectos financieros y tributarios entre los Gobiernos vasco y estatal.

Por otro lado, el dirigente vasco valoró que dos de cada tres nuevos ciudadanos euskaldunas hayan llegado de la mano del sistema educativo. La tercera parte, sin embargo, se convirtió a través de la red de euskaltegis, los centros de enseñanza de la lengua autonómica, a los cuales se han adscrito en torno a 500.000 ciudadanos.

Todo ello, explicó Zupiria, permitió que desde el año 1991 se haya producido un incremento de 223.000 vascoparlantes, lo que a su parecer da muestra de la «fortaleza» de una lengua que «no resta, sino que suma». Sin embargo, el consejero advirtió de que el euskera deberá hacer frente a algunas amenazas en el futuro próximo como son la uniformización cultural o el desequilibrio que existe en algunas zonas entre su conocimiento y su uso.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!