El consejero Buch niega cargas policiales y defiende que los Mossos solo mantuvieron el cordón de seguridad

Un día después de la jornada de tensión que vivió ayer Barcelona con dos manifestaciones de signo opuesto por el centro de la ciudad, que acabó con la petición de dimisión de los colectivos antisitema del consejero catalán de Interior, Miquel Buch, por haber permitido varias cargas contra manifestantes independentistas, el consejero ha asegurado en una entrevista que ayer no hubo tales cargas.

A su parecer, los agentes que participaron en el dispositivo policial consiguieron que “no hubiera un enfrentamiento violento” y ha considerado en una entrevista a Rac1 que los golpes de ayer no llegaron a ser “técnicamente cargas policiales”, a diferencia de lo que defiende que pasó el pasado 1-O por parte de la policía española.

En todo caso, Buch ha defendido que algunas de las imágenes de las controvertidas actuaciones de ayer se tendrán que revisar bien porque “no se acaban de ajustar al protocolo”. Además, ha reiterado que la complicada actuación de ayer consiguió evitar el enfrentamiento entre independentistas y sindicatos policiales, que coincidían en dos marchas por el centro de Barcelona.

El consejero también ha respondido a la CUP, que exigió su dimisión, y les ha pedido saber si han cambiado de estrategia y avalan la violencia y el “quebrantamiento de cordones policiales para ir a buscar a otras personas que piensan diferente y hacerse daño”. Sobre su continuidad en el gobierno, ha recordado que el presidente Quim Torra tiene la decisión final, aunque él está convencido de que no existen motivos para su cese.

Buch ha mantenido que la manifestación de Jusapol sobre la cuestión salarial de los cuerpos policiales, en la que parte de los convocados pretendía homenajear también a los policías que participaron en el operativo contra el referéndum ilegal de hace un año, fue una “provocación en toda regla”.

Torra defiende la libertad de expresión

Buch ha querido recordar que, a pesar de la indignación de parte de los independentistas, se tiene que permitir la libertad de expresión y no caer en la provocación. Esta misma idea fue defendida este sábado por la noche por el propio presidente Torra, que en una entrevista en FAQ’s de TV3 reconoció sentirse “ofendido como la mayoría del pueblo” por la marcha de Jusapol y dijo entender las críticas a su gobierno pero reflexionó que “si queremos democracia y libertad de erpresión, esta manifestación tenía que producirse si así lo habían solicitado”.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!