El Congreso reprueba a Dolores Delgado gracias a la abstención de ERC

El pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves la reprobación de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en la votación de una moción presentada por el PP y que ha apoyado Ciudadanos.

La reprobación de la ministra -que se suma a la que aprobó el Senado en septiembre- ha salido adelante con los 167 votos a favor del PP, Ciudadanos, UPN y Foro Asturias, y la abstención de ERC y Bildu. Los 162 votos en contra del PSOE, Podemos, PDeCAT y Compromís no han sido suficientes para evitar la reprobación.

La iniciativa del PP no habría salido adelante sin la abstención de ERC, cuyos nueve votos han sido decisivos. La votación se ha producido el día después del enfrentamiento en el pleno entre el diputado de ERC Gabriel Rufián y el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y de la acusación de este al parlamentario del partido independentista Jordi Salvador de haberlo escupido.

Tampoco se habría aprobado sin el apoyo de Ciudadanos, que durante el debate de la moción la criticó con dureza y la tachó de «burla a los españoles», en palabras de la parlamentaria Patricia Reyes. Reyes ha pedido al PP «un mínimo de dignidad» y recordó que con su iniciativa pretendía reprobar a sus «cómplices» en los acuerdos para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Pese a ello, en la votación final, los parlamentarios del partido de Albert Rivera han decidido reprobar a la ministra. Poco antes, ese mismo grupo ha pedido en el Congreso que Delgado explique el cese del abogado del Estado responsable de dirigir la acusación del Gobierno en la causa del proceso soberanista de Cataluña, Edmundo Bal.

El PP pide su cese

Tras la reprobación, la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, ha vuelto a pedir el cese o la dimisión de la titular de Justicia.

En los pasillos de la Cámara Baja, Montserrat ha recordado que es la tercera vez que Delgado es reprobada, ya que fue censurada por el Congreso por las grabaciones con el excomisario Villarejo y el Senado aprobó su reprobación por su gestión de la demanda contra el juez Llarena en Bélgica.

La portavoz del PP ha pedido su cese «de una vez» por todas y ha aprovechado para criticar también la gestión de la ministra en el relevo del abogado del Estado Edmundo Bal, que cree que demuestra que el Gobierno de Sánchez está «arrodillado» ante el independentismo, al que no para de hacer concesiones. Razón por la cuál ha enfatizado: «Necesitamos elecciones ya».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!