el concejal de la sonrisa perpetua

Mente brillante. Sonrisa perpetua. Valores claros y firmes. Defensor a ultranza de la función pública. Querido por los suyos y respetado por los contrarios. Siempre dispuesto a tender la mano y a llegar a acuerdos.

Así era David Vázquez Garrido, joven político palentino que hoy, con tan sólo 32 años, nos ha dejado para siempre y que, a pesar de su corta trayectoria como edil, ha sido capaz de dejar huella en el ayuntamiento de su querida ciudad. Tanto por su forma de ser, educada, vital y alegre, como por su determinación a la hora de hacer realidad el compromiso adquirido previamente.

Sin lugar a dudas, Palencia ha perdido a un vecino llamado a hacer grandes cosas. El ayuntamiento ha perdido a un gran concejal. El Partido Popular ha perdido a un gran activo. El equipo de Gobierno palentino ha perdido no sólo a un magnífico compañero sino también uno de sus principales apoyos. Y sus familiares y amigos hemos perdido a una gran persona. Descanse en Paz.

Fran Gutiérrez

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!