El complejo presupuesto «a ciegas» que hace Canarias para 2020

El consejero de Hacienda del gobierno canario, Román Rodríguez, ha asegurado que en los presupuestos de 2020 se revisará la política fiscal «dañina e irresponsable» del anterior ejecutivo y que ha provocado problemas para pagar las nóminas debido a la reducción de los ingresos.

Rodríguez ha criticado las rebajas fiscales por valor de 470 millones del actual ejercicio debido al «liberalismo de calcetín» de CC y PP, que han llevado a una previsión de ingresos de menos 290 millones, a lo que se añade un «problema serio» de déficit excesivo y regla de gasto.

A su juicio, el «presupuesto heredado» tiene «notables desequilibrios» y condiciona las cuentas del próximo año, con gastos «ineludibles» como los 120 millones de la reducción horaria a trabajadores sanitarios y profesores “sin cobertura presupuestaria”, o los 60 millones por actualización salarial.

Rodríguez ha apuntado que se trabaja con una «hipótesis prudente3 y que el presupuesto se presentará a finales de octubre en el Parlamento, advirtiendo de no van a engañar «a nadie» porque si no, se paga en el futuro.

Rodríguez, en una comparecencia parlamentaria a instancias del grupo de Nueva Canarias sobre las directrices para elaborar los presupuestos de 2020, ha afirmado que «vamos a tener dificultades» por el frenazo de la economía y por las limitaciones presupuestarios debido a la gestión del anterior gobierno.

Hay un problema serio por un déficit excesivo y porque se ha superado el techo de gasto, ha dicho Rodríguez, que ha reprochado a las políticas «iberales» que, según ha considerado, aplicó el anterior gobierno con una bajada de impuestos y una previsión de ingresos que no se cumplió y sobre los que se comprometió gasto.

Como ejemplo citó que la comunidad autónoma ha ingresado 290 millones de euros menos de lo previsto y se ha referido a los 180 millones de gastos consolidados en varias anualidades por la reducción de los jornadas lectivas de sanitarios y docentes aprobados por el Gobierno que presidió Fernando Clavijo.

Rodríguez ha dicho que donde están fracasando no es en la previsión de ingresos estatales ya que aseguró que el Gobierno central ingresará 223 millones de euros pendientes más otros 40 millones de carreteras, sino en los ingresos autonómicos.

Por ello, ha agregado, el nuevo Gobierno de Canarias revisará la política fiscal. Se trata de tener una fiscalidad justa y progresiva para garantizar los servicios públicos y la atención a los sectores más desfavorecidos, ha dicho el consejero.

Ha reconocido que el entorno económico es «comprometedor» y las previsiones no son buenas pero ha señalado que se cumplirá con las directrices sociales del acuerdo de gobierno, entre las que figura la puesta en marcha de una renta de la ciudadanía y el desarrollo de la ley de asuntos sociales.

Rodríguez ha afirmado que su departamento trabaja en unos presupuestos para el próximo año «casi a ciegas» y sin tener toda la información precisa sobre parámetros como el techo de gasto debido a la convocatoria de elecciones generales.

«Estamos haciendo una previsión prudente y será lo más realista posible» ha afirmado Rodríguez, quién ha insistido que aunque se manejará la capacidad fiscal, se atenderá la mejora de la economía y los parámetros sociales.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!