El cine espa√Īol narra el final de Akenat√≥n y Nefertiti en idioma egipcio antiguo

Vista desde fuera parec√≠a una locura irrealizable, pero el paso del tiempo le ha dado la raz√≥n a su creador. Despu√©s de siete a√Īos de trabajo, de leer monta√Īas de libros, de dejarse la vista en documentales, de reescribir una y otra vez un guion complejo, de rodar, de montar y de coordinar una postproducci√≥n m√°s compleja a√ļn, el director Ignacio Oliva (Murcia, 1963) ya est√° dando los √ļltimos retoques a su obra m√°s ambiciosa. Hablamos de ¬ęHereje¬Ľ, una rara avis en el cine espa√Īol, una pel√≠cula de √©poca (sobre el 1.350 a.C.) que narra los √ļltimos tres a√Īos del reinado de Akenat√≥n y Nefertiti. Y lo hace, y aqu√≠ est√° su √≥rdago, en egipcio antiguo.

Esta osad√≠a es, para Oliva, algo normal. ¬ęNunca me imagin√© a Nefertiti hablando en espa√Īol¬Ľ, asevera. Adem√°s, rondaba por ah√≠ el precedente de Mel Gibson, que explor√≥ las fon√©ticas vetustas en ¬ęLa Pasi√≥n de Cristo¬Ľ y ¬ęApocalypto¬Ľ. ¬ęEs que la lengua es un veh√≠culo de inmersi√≥n muy importante¬Ľ, contin√ļa. Aunque el resumen de la decisi√≥n es simple, el proceso no lo fue. Porque no solo se trataba de un ejercicio de traducci√≥n a un idioma muerto, sino tambi√©n de traslaci√≥n. Ten√≠a que pensar como un fara√≥n para conversar como un fara√≥n: ¬ęTodo el texto tiene una cierta preocupaci√≥n por eso. He le√≠do much√≠simas traducciones para estructurar el discurso de los personajes. Ha sido dif√≠cil y fascinante¬Ľ.

En ese intento de viajar en el tiempo y recrear sonidos ya perdidos (nadie sabe a ciencia cierta c√≥mo sonaban aquellos di√°logos), las misas en copto son el testimonio de referencia. ¬ęEra la lengua de los faraones, que sobrevivi√≥ porque los padres de la iglesia egipcia tradujeron el evangelio¬Ľ, explica Jos√© Ram√≥n P√©rez-Accino, egipt√≥logo y asesor en esta producci√≥n. ¬ęEl egipcio que escuchamos en este largometraje es el egipcio noble y elegante, no el de la calle. Es una lengua que nunca hemos o√≠do y que muri√≥ hace miles de a√Īos. Esta es una reconstrucci√≥n con fundamento, algo parecido a ‚ÄúParque Jur√°sico‚Ä̬Ľ.

Pero la pel√≠cula no solo habla egipcio, sino tambi√©n hitita y el acadio, que suenan de forma bastante distinta. Todo eso convirti√≥ el rodaje, de catorce jornadas, en un ¬ęinfierno¬Ľ. ¬ęFue muy dif√≠cil. La pel√≠cula est√° compuesta de secuencias muy largas. Y si al interpretar un pasaje hay un error en el texto y no das el pie, el siguiente personaje se ha perdido. No fue solo un proceso de memorizar. Los actores tambi√©n tuvieron que trabajar en la manera en la que combinaban la dicci√≥n, la prosodia‚Ķ Fue bastante complicado. Un reto para todos¬Ľ, recuerda Oliva.

Golpe militar

Para sacar aquello a flote, el set de rodaje se convirti√≥ en un mar de pizarras de vileda con las transcripciones fon√©ticas de las lenguas perdidas. Por ejemplo, ¬ęsebiu, su, chat, nebu o decheru¬Ľ, que era la forma en la que dec√≠an los egipcios enemigos, hombres, viaje y oro, respectivamente. Son palabras que nos dan buena cuenta de la trama de ¬ęHereje¬Ľ, que es la de un golpe militar. En los √ļltimos tres a√Īos del reinado de Akenat√≥n, Amarna (capital de Egipto por aquel entonces) est√° sometida a una gran presi√≥n externa e interna. Por un lado, los hititas y los reyes sirios (de ah√≠ las otras lenguas) conspiran para hacerse con el oro de las minas de Nubia. Y por otro, los sacerdotes de Am√≥n urden estratagemas para derrocar al fara√≥n, que impuso de forma violenta su religi√≥n monote√≠sta: una decisi√≥n que lo coloc√≥ entre los grandes nombres de la antig√ľedad.

¬ęFue el reinado m√°s turbulento en la historia de Egipto. La figura de Akenat√≥n es fundamental para entender el impulso revolucionario montote√≠sta. Hay quien ve aquello como una revoluci√≥n liberadora. Y otros que hablan de un falso profeta, del Hitler de la antig√ľedad¬Ľ, explica Oliva.

El vestuario de ¬ęExodus¬Ľ

En el metraje lo que vemos es a un fara√≥n ya al borde del delirio, sumergido en la alucinaci√≥n del opio, y a una Nefertiti que toma las riendas pol√≠ticas. ¬ęNefertiti siempre ha sido un personaje tratado por el cine con cierta frivolidad, atendiendo solo a sus encantos personales o su belleza. Y fue realmente una figura pol√≠tica muy importante en su √©poca, que tuvo una gran trascendencia en las decisiones que se tomaron en Amarna¬Ľ, a√Īade.

En este camino de piedras que ha sido este proyecto no ha faltado la suerte. Para empezar, la de encontrar un grupo de int√©rpretes lo suficientemente inconscientes como para adentrarse en una cosa tan extra√Īa. ¬ęYo he tenido la suerte de encontrar a Ana Otero, que hizo el casting y me ayud√≥ mucho en la direcci√≥n de actores. Y de encontrar la complicidad de gente como Pedro Casablanc, Ra√ļl Prieto, Ignasi Vidal o Juan Carlos Vellido: actores de primera fila del cine espa√Īol. Ha sido un regalo para m√≠¬Ľ, agradece el director. Y para seguir, la de que Ridley Scott rodara en Espa√Īa ¬ęExodus¬Ľ: ¬ęPudimos alquilar el vestuario que la Sastrer√≠a Cornejo hizo para esa pel√≠cula. Es un vestuario fant√°stico¬Ľ.

Los pocos exteriores de la cinta se filmaron en Alcal√° de Henares, en el monte Gurug√ļ, que tiene una orogenia parecida a lo que ser√≠a Siria en aquella √©poca. El resto, la mayor parte de la historia, est√° grabada en interiores, donde se mueven los hilos del poder. Interiores aqu√≠ quiere decir croma, pues todos los palacios se han generado digitalmente. Desde 2015, momento en el que finiquitaron el rodaje, todos los esfuerzos los ha puesto en esto: horas y horas y m√°s horas de ordenador‚Ķ ¬ęHemos trabajado con periodos de tiempo muy largos para poder ajustar todo el proceso t√©cnico¬Ľ.

A Oliva le gusta una an√©cdota de un director portugu√©s, Pedro Costa, que cuando le preguntaron c√≥mo hac√≠a sus pel√≠culas siempre respond√≠a: ¬ęCom muito tempo e muito pouco dinheiro¬Ľ. Le gusta porque ha sido su receta. Porque comenz√≥ a escribir este proyecto en 2011 y porque, m√°s de siete a√Īos despu√©s, parece que va llegando a su fin. Es el tiempo que se tarda en convertir lo irrealizable en fara√≥nico, y la locura en realidad. ¬ęYo creo que hago las pel√≠culas para quit√°rmelas de encima¬Ľ, bromea antes de despedirse.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!