El cine de autor resiste en la cartelera local

Así habló el cambista

En las salas locales, cuatro estrenos para cinéfilos

El cine independiente y de autor resiste en la Argentina. Con las dificultades de siempre para conseguir salas, con los costos por las nubes, con el desinter√©s de un p√ļblico que prefiere cada vez m√°s la opci√≥n del streaming para las pel√≠culas de autor, con las inevitables demoras en las fechas de lanzamiento local y en un circuito de exhibici√≥n y distribuci√≥n cada vez m√°s reducido, la Argentina todav√≠a funciona como una plaza de razonable atractivo para ver en un cine lo que no llega desde Hollywood y s√≠ tiene lugar en los grandes festivales internacionales.

Lo que ocurre hoy en la renovación de la cartelera local fortalece el ánimo de quienes siguen confiando en Buenos Aires como plaza cinéfila. Eso sí, con un atenuante: este cuádruple lanzamiento simultáneo de títulos desde Islandia, Francia, Colombia y nuestro vecino Uruguay (con visibles aportes locales) coincide con la ausencia de tanques hollywoodenses, por más que la animada Un amigo abominable tenga todas las características de una superproducción.

Nuestros veranos

Pero al menos queda a la vista cierta persistencia de una causa que cada vez con m√°s frecuencia parece extraviada o en v√≠as de extinci√≥n: la diversidad en la cartelera cinematogr√°fica. Esto es lo que ocurre cuando se estrenan al mismo tiempo la islandesa Mujer en guerra, de Benedikt Erlingsson ( De caballos y de hombres), sobre una militante ecologista que adem√°s sue√Īa con ser madre, y la tercera pel√≠cula como directora de Valeria Bruni Tedeschi, Nuestros veranos, drama familiar y coral sobre una guionista en crisis matrimonial, con el aporte de un formidable elenco europeo.

Y al mismo tiempo llegan a las salas locales dos pel√≠culas de esta regi√≥n con buena proyecci√≥n internacional (ambas se exhibieron en festivales importantes, como el de Toronto) y notables valores art√≠sticos. De un lado, As√≠ habl√≥ el cambista, la pel√≠cula m√°s ambiciosa del talentoso director uruguayo Federico Veiroj, que vuelve a incursionar en el mundo de la masculinidad, ahora en conexi√≥n con la violencia pol√≠tica en el cono sur durante los a√Īos 60 y 70. Y del otro, P√°jaros de verano, otro cruce virtuoso entre tradiciones y modernidades firmado por el colombiano Ciro Guerra, el mismo de El abrazo de la serpiente.

Mujeres en guerra
Mujeres en guerra

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!