El caso Posse no afecta al PSOE, que calca su victoria en Móstoles

Guardar

El caso Posse no ha pasado factura al PSOE en Móstoles. El partido ha sido más fuerte que la persona y los socialistas han calcado prácticamente su victoria del pasado mes de abril, logrando ahora el 30,64 por ciento de los votos, por el 31,07 de hace siete meses, con el 98,7% escrutado. La formación sigue siendo la fuerza favorita de los mostoleños, por delante del PP, Vox, Podemos y Ciudadanos, por ese orden. Como en términos globales, el gran perdedor en la localidad es el partido de Albert Rivera que pasa de la segunda posición a la quinta.

Los resultados electorales confirman el optimismo declarado por el secretario general de los socialistas en la región, José Manuel Franco, que aseguró el pasado viernes que la actuación de una persona no emborronaría las siglas. «Van a seguir acudiendo masivamente a las urnas y van a votar al PSOE como han hecho siempre los ciudadanos de Móstoles. Y les quiero trasladar que tengan la seguridad de que ese tema se va a resolver anteponiendo los intereses de los vecinos a los del partido», dijo el dirigente, número tres del PSOE por Madrid en este 10-N.

Siete enchufes

Noelia Posse, aferrada a su cargo, reprobada por unanimidad de todos los grupos políticos en Móstoles y suspendida de militancia por su propio partido, ha provocado desde septiembre un auténtico terremoto en el PSOE de Madrid, desgastado ante los casos de nepotismo y su gestión de la crisis. Sirva como ejemplo que el castigo del Comité de Ética a la regidora fue pilotado el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez, procesado por prevaricación administrativa y sin dimitir aunque así lo exiga el código de conducta de la formación. Como ha informado ABC, los enfuches de Posse han sido una constante durante su mandato, conviertiendo el Ayuntamiento en una suerte de agencia de colocación.

Primero fue la contratación de su hermana, Laura Posse, como responsable de redes sociales del Consistorio con un sueldo anual de 52.000 euros. Después, en cascada, trascendió el ascenso de su tío, la subida de sueldo a su expareja, la colocación de varios amigos, una sentencia por irregularidades en el nombramiento de su gerente de Urbanismo o el dedazo a la persona que falsificó la trayectoria profesional de este último.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!