El carisma de los Agustinos Recoletos

Apocos metros del funcional templo de santa Florentina, calle Longares, 8, se encuentra un bajo con un letrero que dice: «Iglesia Bautista de Madrid este». Enfrente, una imponente sede sindical. Este es el entorno apacible de esta parroquia cuyo templo está protegido por sencillos edificios anejos que albergan la comunidad religiosa a la que está encomendada, los Agustinos Recoletos. Para acceder al amplio espacio del templo hay que atravesar un pórtico en el que se lee la frase de san Agustín, «Nos hiciste, Señor, para ti», el eco del carisma que acoge y acompaña. Por cierto que santa Florentina fue hermana de san Isidoro, san Leandro y san Fulgencio. Una santa visigoda, culta y fundadora de conventos bajo la regla benedictina por España.

Esta parroquia se erigió canónicamente el 12 de abril de 1965, en la época de la expansión parroquial de Madrid que diseñó el entonces arzobispo monseñor Casimiro Morcillo y que en gran medida está marcando, aún hoy, la presencia de la Iglesia en los barrios. La parroquia, como suele ocurrir, se instaló en un primer templo en la calle Longares, 30, que fue inaugurado en 1978. El salto cualitativo se produjo con la apertura de la nueva edificación y del complejo parroquial anejo el 15 de febrero de 1998. Un templo cuya característica principal es la vidriera que ilumina el presbiterio con una clásica representación trinitaria.

En la época de don Casimiro Morcillo fue lugar común que los religiosos que tuvieran iglesias de culto en la almendra central transformarán sus templos en parroquias y al mismo tiempo se hicieran cargo de otras, en las zonas de la periferia. En el caso de los Agustinos Recoletos ocurrió con esa especie de hermanamiento de atención pastoral entre la parroquia de santa Mónica y Nuestra Señora de Loreto. En el caso que nos ocupa de Santa Florentina la presencia en este barrio de san Blas se debió no a ese tándem de encomienda sino a la necesidad de abrir nuevos ministerios por parte de los Agustinos Recoletos, que vivían en un momento de eclosión vocacional y buscaban nuevas presencias apostólicas. La protagonista de esta historia, en su origen, fue por tanto la Provincia de san José. Ahora los padres Agustinos Recoletos han unificado sus provincias en España. Una provincia religiosa, por cierto, que tenía una amplia presencia misionera en Perú y en Venezuela, además de San Millán y Logroño.

Interior de la parroquia Santa Florentina
Interior de la parroquia Santa Florentina – MAYA BALANYA

El párroco de santa Florentina es el padre Ignacio Díez López y lleva aquí desde el mes de febrero. Antes estuvo en la parroquia de santa Mónica. Le acompañan los religiosos Hipólito Elices Ramos y Víctor García Cereceda. Preguntado el párroco por lo que caracteriza a esta parroquia señala que «la comunidad parroquial está marcada por una realidad histórica. Antes no existía el complejo urbanístico de los alrededores, ni más parroquias, lo que hizo que ésta de santa Florentina tuviera mucha actividad y dinamismo, al no existir otras. En los años 80 vinieron a vivir a la zona matrimonios y familias jóvenes, pero a finales de los noventa se construyó la parroquia de Nuestra Señora de las Rosas y nosotros nos quedamos con la atención a las personas mayores. Por lo tanto nuestra situación es la de cierta nostalgia de aquellos tiempos de mucha vida».

En los locales parroquiales tiene su sede social la Asociación cultural y deportiva «Antorcha», dedicada al ocio y la tiempo libre de los jóvenes del barrio, una oferta preventiva. Dentro de las actividades específicas de la comunidad cristiana, se encuentran, además de la preceptiva catequesis, la Cáritas. Según nos explica una de sus responsables, Rosa Sanz, trabajan muy en conexión con la Cáritas del arciprestazgo y dedican todo el tiempo que pueden, aunque no todo el que desearían. En este momento atienden a 21 familias en lo referido a alimentos y otras necesidades básicas. Cuentan también con un ropero. El trabajo de algunos fieles voluntarios también se desarrolla en el SOIE, el Centro de formación y de integración de Cáritas de esa zona.

Grupo de mayores

Hay un grupo de mayores que se reúnen tres tardes por semana para talleres, baile y bingo. Hay además un grupo de la Renovación Carismática y otro de la Fraternidad Seglar de los Agustinos Recoletos, que viven la espiritualidad de san Agustín, volcada en la comunión y en la comunidad. También un grupo de la Adoración Nocturna. El próximo 24 de junio se celebra la fiesta de santa Florentina con misa rociera y paella.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *