El BCRA reinstauró una norma y activó el temor al control de cambios

Lacunza, ayer, en un día de mucha tensión en los mercados Crédito: Rodrigo Néspolo

Dispuso que los bancos deben pedir autorizaci√≥n antes de disponer de sus utilidades; por esto y los dichos del senador Cobos, vol√≥ el “d√≥lar cable”

El Banco Central (BCRA) reinstauró ayer una norma que obliga a los bancos a contar con una autorización previa explícita suya antes de poder distribuir sus utilidades,

La medida, que algunos interpretaron en el mercado como el preludio de un eventual control general de capitales, fue justificada por el ente rector en la necesidad de asegurar que el sistema opere y cuente con la mayor liquidez posible “para evitar cualquier tipo de falta de dinero”, explic√≥ en un comunicado.

La asociaci√≥n que se hizo en el mercado con relaci√≥n a una probable avanzada de mayores controles cambiarios deriva de dichos del senador oficialista Julio Cobos, quien por la ma√Īana, en una entrevista radial, hab√≠a sostenido que si el plan de reperfilamiento de la deuda de corto plazo no llegaba a funcionar, el Gobierno “no tendr√° otra alternativa que establecer el control de cambios” para estabilizar las reservas.

Esto hizo creer que esa eventual medida (que se hab√≠a rumoreado que estuvo entre las alternativas evaluadas antes de los √ļltimos anuncios) podr√≠a estar en consideraci√≥n del equipo econ√≥mico si el dique de contenci√≥n dise√Īado finalmente no logra los resultados que esperaban.

Lo que el BCRA por lo pronto hizo fue reinstalar a trav√©s de la comunicaci√≥n A 6768 una obligaci√≥n que los bancos ya tuvieron entre los a√Īos 2006 y 2018: la de contar con su autorizaci√≥n previa antes de disponer la distribuci√≥n de sus resultados.

No debieron cumplir con ese paso los a√Īos previos a 2006 porque ten√≠an directamente prohibida la distribuci√≥n de utilidades, ya que deb√≠an usar esos fondos para recapitalizarse tras el quebranto generalizado que les produjo la implosi√≥n de la convertibilidad a fines de 2001.

Y de √©l fueron exceptuados reci√©n el a√Īo pasado, para que el mercado local de capitales pudiera recuperar la calificaci√≥n de “emergente” por parte de Morgan Stanley Capital Investment (MSCI), que se volver√° a perder ahora ya que una de sus condiciones es la libertad irrestricta para mover capitales.

La explicación del BCRA

Ante el revuelo que gener√≥ la medida (comunicaci√≥n A 6768, circular 1348), que entr√≥ en vigor ayer mismo y aceler√≥ fuerte la fuga de divisas, el BCRA explic√≥ que la medida alcanza solo a “las entidades financieras y a ning√ļn otro tipo de empresa”.

Adem√°s agreg√≥ que se dispuso para tratar de garantizar que se mantenga la liquidez del sistema, para “que los depositantes puedan hacer los retiros que demanden, si tienen alg√ļn tipo de duda o temor”.

“No es cepo ni corralito, es una medida para garantizar que los d√≥lares y los pesos est√©n cuando los vayan a buscar los ahorristas”, enfatizaron desde la entidad.

Sin embargo, la oleada de desconfianza provoc√≥ un salto del 9,3% en el d√≠a en el “contado con liquidaci√≥n” o “d√≥lar cable”, que se opera a trav√©s de activos que tengan cotizaci√≥n local y en el exterior a la vez, y que cerr√≥ a un promedio de $65,20, es decir, $3,17 arriba del tipo de cambio oficial. “Una locura”, explic√≥ a LA NACION un experimentado operador burs√°til local.

Para Miguel Zielonka, director asociado de la consultora Econviews, la norma del BCRA busca “verificar los resultados de las entidades bancarias antes de autorizar el pago de dividendos”, algo l√≥gico tomando en cuenta que “el deterioro de las condiciones en la Argentina afecta los activos de los bancos y puede causar diferencias en su valuaci√≥n”, seg√ļn explic√≥.

“No creo que el principal objetivo sea el cambiario, aunque puede sea un adicional. Entiendo que el regulador busca velar por la calidad de activos y asegurar un alto nivel de capitalizaci√≥n de los bancos”, dijo a la agencia Reuters Rodrigo Ben√≠tez, director del Estudio Alpha. “En principio lo que se limita es la distribuci√≥n y no el giro. Igualmente, en este caso, si se distribuyeran dividendos, el accionista seguramente hubiera buscado dolarizar esa posici√≥n”, agreg√≥, reconociendo que alg√ļn objetivo cambiario puede haberse colado en ella.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!