El Barcelona teme otra encerrona con el césped

El Atlético de Madrid ha aprovechado el parón de selecciones para realizar un cambio de césped en el Wanda Metropolitano. El anterior estaba demasiado dañado por culpa de la gran cantidade partidos disputados entre el conjunto rojiblanco y el Rayo Majadahonda, local mientras se acaban las obras en su estadio.

Desde que se pusiera el verde este verano, tras el concierto de Iron Maiden, habĂ­an sido 17 los encuentros disputados en apenas unas semanas. Demasiada tralla para la hierba, que entre encuentro y encuentro no tenĂ­a tiempo para enraizar bien.

Las quejas de los futbolistas del Atlético hicieron que el club tomara la decisión de cambiar el terreno de juego. El jueves los jugadores pudieron entrenarse allí, aunque el examen final será el sábado por la noche, cuando se dispute el duelo ante el Barcelona.

Los azulgranas serán otra vez protagonistas de un estreno de césped.

Así se jugó el Valladolid-Barça

Ya les ocurrió este año en Zorrilla y en Anoeta, aunque con sensaciones bien diferentes. En Valladolid los tepes recién plantados fueron un problema importante para el Barcelona, que ganó pero con cierta fortuna. La imagen de los agujeros en el verde no gustó ni a la propia Liga, que amonestó a los pucelanos.

A los pocos dĂ­as, en casa de la Real Sociedad, el resultado del cambio de terreno de juego fue muy diferente. La hierba sĂ­ que aguantĂł y el choque pudo celebrarse sin problemas.

Habrá que ver cómo responde ahora el nuevo césped del Metropolitano, que los jugadores del Atlético probaron el jueves y que después de tres días de descanso se espera que muestre una buena cara a la hora del partido.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!