El Barça sigue confiando en el VAR

El Barcelona ha presentado los resultados del Observatorio Blaugrana correspondiente al último semestre, una macroencuesta representativa de la masa social del club en la que se valora a la entidad y las cuestiones de actualidad que la rodean. Los éxitos deportivos del club han incidido directamente en la gran satisfacción general expresada. Una de las preguntas que se encontró a faltar fue la opinión de los seguidores sobre el posicionamiento político del club. « Más de un 70 por ciento de la masa social respaldaba la postura del club en aspectos políticos, a favor del derecho a decidir, de la libertad de los presos políticos… Por tanto no se ha seguido preguntando pero no se descarta que se vuelva a hacer», explicó el portavoz azulgrana Josep Vives.

El ejecutivo también tuvo que responder a preguntas sobre la actualidad que rodea al club. El partido entre el Madrid y el Levante, en el que volvió a recaer la polémica sobre el VAR, fue el ejemplo que se le puso para que valorase el papel del videoarbitraje. El Barcelona no se siente perjudicado y Vives aseguró que si le hubieran preguntado al socio el domingo por la noche, «la respuesta habría sido la misma que el sábado por la mañana». «Nosotros tenemos una percepción muy coherente. Somos propulsores del VAR y creemos que es una herramienta muy válida para ayudar a los árbitros pero seguirá habiendo errores y polémicas. Cuando lo pasamos por el tamiz de la pasión se ven las cosas de formas diferentes. A veces nos puede beneficiar o perjudicar pero seguimos pensando lo mismo. Es importante que se perfeccione su funcionamiento. Está en rodaje», añadió. Vives se refirió concretamente al penalti pitado por una acción sobre Casemiro: «No podemos guiarnos por una sola jugada. seguramente en otros partidos podríamos hablar de otras jugadas. Si se revisa un protocolo debería ser en función a una serie de jugadas, no de una sola. Si no sería ventajista». No quiso polemizar con Solari, que se ha quejado del calendario ahora que se avecinan dos clásicos, uno de Copa y otro de Liga: «Ernesto Valverde lo dijo claramente. El calendario tiene idas y venidas. En momentos parece que nos beneficia y en otros que nos perjudica. No nos beneficia, en todo caso no nos penaliza».

Cambió el tono cuando se refirió a la situación de Sandro Rosell, cuyo juicio comenzó por la mañana tras casi dos años en cerrado de forma preventiva. «Hasta ahora lo hemos vivido de manera incalificable porque que una persona esté 641 días en previsión preventiva no es propio de un estado de derecho. Lo hemos vivido con pena e indignación. Seguiremos este juicio con muchísima atención y habrá algún miembro de la junta del Barça que lo siga in situ», explicó Vives, aunque no pudo confirmar el nombre ni la fecha exacta del directivo que acudirá a dar ánimos y apoyo a Rosell. «No estamos hablando solo de una persona sino de una prisión preventiva, afecte a quien afecte, sea Rosell, Laporta o cualquier otro ciudadano. Esta prisión preventiva no se sostiene al igual que tampoco se sostiene en el caso de los presos políticos, en un estado de derecho. La situación es muy gorda».

Vives también aseguró que no se ha preguntado a los socios sobre su predisposición a la llegada de Neymar: «No se plantea. Es un jugador que está en el PSG. Son cuestiones que tienen que dirimirse desde la discreción pero es que ni siquiera es un tema que esté en los despachos».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!