El Barça recela de Matthijs de Ligt por culpa de Raiola

La secretaría técnica del Barcelona tiene claro que Matthijs de Ligt es uno de los objetivos prioritarios para la próxima temporada. El talentoso defensa del Ajax reúne todos los condicionantes para encajar en un equipo azulgrana cuyo mal endémico en la última década es estrellarse cada vez que persigue la incorporación de un central. Tiene proyección, juventud (19 años), predisposición del club holandés a traspasarlo, todos los informes de los ojeadores que le han ido a ver son positivos y, sobre todo, el visto bueno de Valverde, que suele castigar con el banquillo o la grada a todas aquellas incorporaciones que el club ficha sin tener en cuenta su opinión.

Pero todos los argumentos deportivos quedan empañados por el peso que ejerce en el otro platillo de la balanza su representante, Mino Raiola. El controvertido agente futbolístico causa rechazo en una directiva que ya ha sufrido sus desmanes cuando negoció el desembarco de Zlatan Ibrahimovic en el Camp Nou en la temporada 2009-10. Muchos de los actuales regentes del club catalán ya vivieron situaciones polémicas y muy tensas con Raiola, que siempre ha exigido la titularidad de los futbolistas que representa y a los que suele ir moviendo de equipo en equipo priorizando la situación económica a la deportiva. «La experiencia cuando fichamos a Ibrahimovic no fue buena, y hasta hace poco seguía insultando a Guardiola. Si fichamos a un jugador suyo deberíamos gestionar la situación. Nos gusta que el entorno de los jugadores sea discreto y tranquilo», aseguran desde el club azulgrana a ABC.

Además, el Barcelona no tiene intención de entrar en ninguna subasta para fichar a De Ligt, que tiene ofertas de clubes importantes europeos. De hecho, tanto el Manchester United como la Juventus le han prometido un salario más alto que el que le ha ofertado el club azulgrana. El alto índice de masa salarial que aprieta al club y el problema interno que causaría en el vestuario impiden que los culés estén en disposición de aceptar las exigencias de Raiola, que no parece importarle su proyección deportiva.

Además, ta mpoco puede cumplir con otra de las imposiciones de Raiola, una titularidad que debe pelear sobre el terreno de juego. El holandés todavía tiene por delante a Gerard Piqué, al que aún restan tres años de contrato, y seguiría teniendo por delante a Umtiti y a Lenglet. Tasado en 70 millones de euros, el Barcelona también considera que puede encontrar centrales mucho más baratos (Umtiti costó 25 millones y Lenglet 35,9) e incluso jóvenes a los que pulir y rodarse antes de que Piqué ponga fin a su trayectoria en el club azulgrana. «El Barça es mi favorito, es un club fantástico, pero hay otros clubs que están muy cerca», explicó Marc Overmars, director deportivo del Ajax, tanto de De Ligt como de Frenkie de Jong, también pretendido por el club catalán. «Todos están muy cerca pero el dinero no es lo más importante. El año pasado pudieron irse con buenas ofertas y decidieron quedarse en el Ajax», desveló.

El factor Messi

Tanto De Ligt como De Jong han recibido el visto bueno de Leo Messi. «Vienen de una escuela muy parecida a la nuestra. Allí trabajan prácticamente de la misma manera. Juegan como nosotros teniendo el balón, la posesión, el buen pie… Son jugadores jóvenes con mucha precisión. Dos futbolistas muy buenos», ha explicado el argentino en una entrevista al diario Marca, aunque el capitán azulgrana ha seguido reivindicando a la Masía. « Es importante volver a apostar por chicos de la cantera dándoles la oportunidad. Que vean que no es imposible escalar y llegar al primer equipo. Considero que en un futuro se podría llegar a dar lo de jugar con once futbolistas de la casa».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!