El Barça busca su puntería en Sevilla

Prosigue el Barcelona su ascensión del Everest tras su partido de Champions. La próxima parada antes de los dos clásicos es el Sánchez Pizjuán, campo siempre complicado para los azulgranas y al que llegan adoleciendo de una grave falta de puntería. El partido ante el Lyon fue el gran exponente de una trayectoria que se va agravando: 25 disparos, de los que solo cinco fueron entre los tres palos. A ello hay que añadir los resultados de los últimos cinco encuentros, en los que solo se ha ganado un partido (1-0 ante el Valladolid y de penalti), se han marcado cuatro goles y se han encajado tres. Y en el punto de mira aparece Luis Suárez, que aunque ocupa el segundo puesto en la tabla de máximos goleadores ligueros, se le cuestiona el rendimiento en este último tramo de competición. «Luis Suárez nos garantiza ocasiones en cada partido, es difícil prescindir de él», le defiende Valverde, que pidió un delantero en el mercado invernal para darle descanso pero sigue cargándole de minutos.

«Siempre se focaliza todo en nombres propios y en momentos determinados. En el caso de Luis es curioso porque este mismo foco se le ha puesto antes y luego ha marcado muchísimos goles. Estamos hablando del quinto máximo realizador de la historia del club. En los dos últimos partidos ha tenido ocasiones clarísimas de marcar. Lo único que necesitamos es paciencia y perseverar, que es lo que hace él. Y paciencia la que tengo yo y todos, porque es un gran jugador», justifica el técnico para mantenerle continuamente en las alineaciones. Esta tarde el Barcelona quiere dar un golpe de efecto a la Liga después de que la semana pasada el Real Madrid viese cortada su progresión ante el Girona (1-2), equipo ante el que los culés lograron su última victoria lejos del Camp Nou hace casi un mes. Es una buena prueba para disipar todas las dudas sobre su juego y su efectividad en un estadio que siempre les genera problemas, como en la ida de los cuartos de final de la Copa, donde fueron derrotados por los hispalenses

El Sevilla, por su parte, buscará una victoria que permita afianzar una cuarta plaza que ha empezado a peligrar tras el errático rumbo que ha tomado el equipo en los últimos encuentros y, al mismo tiempo, acallar las voces críticas que se han empezado a levantar contra Machín. «Me siento igual de respaldado que el primer día», asegura el técnico.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!