El auge de Salvini recompone el bipartidismo en Italia

En Italia vuelve la derecha. ¬ęEs la nueva revoluci√≥n italiana¬Ľ, seg√ļn el prestigioso diario ¬ęLa Stampa¬Ľ. As√≠ se reflej√≥ en las recientes elecciones en la regi√≥n central de Abruzzos. En este territorio, gobernado por la izquierda que hace cinco a√Īos gan√≥ con el 46,3 % de los votos, ahora arras√≥ el centro derecha con el 48 % (Liga, Forza Italia y Hermanos de Italia). El triunfo fue en particular de la Liga liderada por el vicepresidente del gobierno y ministro del Interior, el ultraderechista Matteo Salvini, que con el 27,5 % se convirti√≥ en el primer partido del sur de Italia.

La Liga ni siquiera se hab√≠a presentado en las anteriores elecciones regionales de Abruzzos. Fue un test con valor nacional con un resultado pol√≠tico muy relevante, pues la Liga Norte es cada d√≠a m√°s la Liga Nacional, y hay quienes ya ven en Matteo Salvini el salvador de la Patria. El conocido comentarista del diario turin√©s, Marcello Sorgi, explica as√≠ el nuevo fen√≥meno pol√≠tico que vive Italia: el resultado de las elecciones de Abruzzos es ¬ęla nueva revoluci√≥n social italiana, la tercera despu√©s de la de Silvio Berlusconi hace un cuarto de siglo, y la del pueblo abandonado del Sur que hace menos de un a√Īo (en las elecciones generales del 4 de marzo) se ech√≥ en los brazos de Grillo, Luigi Di Maio y de su Movimiento 5 Estrellas¬Ľ.

Hace casi un a√Īo, el movimiento de Grillo hab√≠a logrado el 40 % de votos en Abruzzos, ahora se ha parado recogiendo menos de la mitad (19,7 %). En valores absolutos, el resultado ha sido peor. De 288.834 votos ha pasado a 118.287. Esa sangr√≠a de votos se debe a que un porcentaje notable de la clase media se ha pasado a la Liga, abandonando al Movimiento 5 Estrellas (M5E). La se√Īal que ha llegado de estas elecciones, seg√ļn los analistas, es que se est√° recomponiendo el viejo sistema bipolar italiano, con dos bloques definidos, derecha e izquierda.

Ambos bloques se est√°n radicalizando y parecen olvidarse del prefijo ¬ęcentro¬Ľ. Se desvanece as√≠ por el momento el sue√Īo que incub√≥ el exprimer ministro, Matteo Renzi, quien crey√≥ que en Italia pod√≠a seguir el camino que recorri√≥ el presidente franc√©s Emmanuel Macron con su partido centrista, liberal-social ¬ęEn Marche¬Ľ. Muchos quer√≠an hacer en Italia ese partido de la Naci√≥n, convencidos de que la vieja distinci√≥n entre derecha e izquierda hab√≠a muerto. Como Renzi, tambi√©n Luigi Di Maio, se replantea ahora su estrategia y hace cuentas con la perdida de consenso porque ser terceros¬Ľ ya no paga o vale poco.

Precisamente, los dos vicepresidentes del gobierno, Luigi Di Maio, que es tambi√©n ministro del Trabajo y de Desarrollo Econ√≥mico, y Matteo Salvini, ministro del Interior, son el s√≠mbolo o ejemplo emblem√°tico, uno en positivo y otro en negativo, seg√ļn las encuestas, de la ¬ęnueva revoluci√≥n social italiana¬Ľ.

Razones del cambio

Con la crisis econ√≥mica originada en el 2008, se desat√≥ la rabia popular, especialmente en el sur, cuyas condiciones en algunas regiones se han hecho cada d√≠a m√°s dram√°ticas. Desde el a√Īo 2000 el sur de Italia ha perdido una d√©cima parte de su poblaci√≥n; Campania, Calabria y Sicilia son las √ļnicas regiones de la Uni√≥n Europea donde m√°s de la mitad de la poblaci√≥n corre riesgo de pobreza, seg√ļn datos de Eurostat; en el Sur, gobernado por la izquierda desde hace a√Īos, la renta per c√°pita, comparada con el nivel de compra, est√° por debajo de Lituania o Hungr√≠a.

En estas condiciones, los italianos del sur votaron hace pocos menos un a√Īo de forma casi plebiscitaria por los populistas del Movimiento 5 Estrellas, esperanzados con su compromiso para luchar contra la corrupci√≥n y las promesas de una nueva pol√≠tica social (la renta de ciudadan√≠a), con un nuevo estilo que encarnaba el joven Luigi Di Maio, 32 a√Īos, siempre encorbatado y con traje azul, el yerno ideal so√Īado por muchas madres como marido de sus hijas. Pero en menos de un a√Īo, se ha visto el fracaso de ese dirigente que promet√≠a la Italia del cambio¬Ľ.

Frente a la inconsistencia del M5E, Matteo Salvini, 45 a√Īos, al que sus fieles llaman ¬ęCapitano¬Ľ, se muestra como un pol√≠tico pragm√°tico, que sabe navegar en la complicada pol√≠tica italiana. En el pasado lleg√≥ a ser l√≠der de los j√≥venes comunistas padanos.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!