El audaz ya traslada a los 15 del Open Arms rumbo a Algeciras

Ni el Ministerio de Trabajo y Migraciones puede avanzar dónde serán derivados para su acogida los quince inmigrantes procedentes del Open Arms, que a las seis de la tarde de ayer salieron de aguas italianas rumbo a España, ni el Ministerio de Fomento tiene potestad para despejar si se han iniciado o no trámites para la sanción contra el barco humanitario con la que amenazó la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y que al parecer podrían sobrepasar los 900.000 euros.

Y ninguno de esos dos departamentos tiene libertad para suministrar información referida a sus competencias porque ha sido centralizada, a cal y canto en La Moncloa, donde la Secretaría de Estado de Comunicación (SEC) de Pedro Sánchez controla y dosifica todos los datos relativos a la llegada de los rescatados. También lo referente a cuáles son las intenciones del Ejecutivo en relación a la ONG propietaria del buque, que ya ha dejado claro que volverá a salir al Mediterráneo a socorrer náufragos en cuanto recupere el Open Arms -de momento, inmovilizado en Sicilia- y que prepara su segunda nave, el velero Astral, para ejecutar idéntica misión.

Ni la listeriosis

Ni la crisis de la listeriosis, que ya ha dejado al menos tres personas muertas y un feto, ha suscitado tal celo en el Gobierno, donde justifican la concentración en los cuarteles generales de Presidencia del «dispositivo» en el hecho de que, aparte de los ministerios ya mencionados, participan también los de Defensa e Interior, y hay que coordinar.

Conviene no obviar que, dado el vuelco que han sufrido las políticas migratorias de Sánchez desde el Aquarius y en vista del equívoco papel que el Ejecutivo en funciones ha jugado durante todo el bloqueo del Open Arms en las costas italianas, cualquier movimiento en falso podría explotar políticamente en su contra. Amén de socialmente. Habrá que ver si mañana, en su comparecencia en el Congreso, Calvo mantiene la insinuación de multas contra el Open Arms.

Como resultado de esa coordinación interdepartamental, ayer por la tarde, La Moncloa comunicó únicamente que de las quince personas que acogerá España, cuatro proceden de Eritrea, tres de Sudán, tres de Gambia, dos de Ghana, una de Nigeria, otra de Liberia y una más de Etiopía.

Por lo demás, lo poco que se conoce del operativo es a través de las respuestas de la titular de Defensa, Margarita Robles, que por la mañana dijo en una entrevista en la Cadena Ser que el viaje hasta España de los rescatados -catorce hombres y una mujer, todos entre 18 y 30 años- durará «dos o tres días».

La responsable de Trabajo y Migraciones, Magdalena Valerio, comentó en la inauguración de un Centro de Acogida de Emergencia y Derivación en Málaga que el buque militar Audaz, que traslada a estas personas, desembarcará en el muelle de Crinavis, en San Roque (Cádiz). Se trata del Centro de Recepción de Inmigrantes que Sánchez creó el año pasado, muy al inicio de su mandato, en plena oleada de pateras en las costas andaluzas.

Sobre la elección de ese puerto se pronunció el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, que lamentó el «empecinamiento» del presidente en funciones por llevar a los socorridos por el Open Arms a su cuidad, cuando existen localizaciones más cercanas. Habida cuenta de que no existe información sobre qué recursos se espera a estas personas para su acogida, Landaluce se preguntó qué va a ocurrir con ellos «si cuando los liberen a las pocas horas se van a quedar aquí, quién los va a acoger, por dónde van a deambular», al tiempo que recordó que en el municipio que gobierna hay «un Open Arms diario».

Un desembarco diario

En la misma línea se pronunció el exsecretario de Estado de Seguridad y ahora portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto, que criticó a las autonomías y ciudades que se ofrecen en los medios de comunicación a hacerse cargo de los inmigrantes procedentes de ese barco en concreto pero no lo hacen «con los inmigrantes que llegan cualquier tarde a Andalucía». «¿Por qué no se ofrecen de manera permanente?, ¿creen que el problema de la inmigración se llama Open Armas y aparece en mitad de agosto?», se cuestionó.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!