El Aquarius, propaganda total con 600 medios acreditados

La llegada a Valencia del Aquarius el 18 de junio del a√Īo pasado result√≥ un espect√°culo medi√°tico total, n√ļcleo de una campa√Īa propagand√≠stica pensada para que el nombre del reci√©n investido Pedro S√°nchez diera la vuelta al mundo, asociado para siempre a la beat√≠fica solidaridad. Igual que Jose Lu√≠s Rodr√≠guez Zapatero quiso convertirse en figura planetaria de la paz cuando anunci√≥ nada m√°s pisar La Moncloa en 2004 la retirada de las tropas de Irak.

Salvando las distancias, el spot inaugural de Sánchez se tradujo sobre el terreno en una cobertura de más de 600 medios de comunicación, la mayoría de ellos televisiones, que desde la noche anterior a la fecha del desembarco aguardaron pacientes y luego desesperados a ser conducidos en autobuses al retirado escenario del milagro: un set de prensa a casi un kilómetro del punto de atraque. Desde allí tuvieron que recurrir a potentes teleobjetivos para captar imágenes aceptables de la subida al barco del personal sanitario ataviado con los trajes blancos del ébola y la bajada después de los inmigrantes, que al instante se perdían entre carpas fuera del alcance de ninguna cámara. Nada más.

Est√° documentado que la intenci√≥n inicial del Gobierno habr√≠a sido montar un gran recepci√≥n en el glamouroso escenario donde se celebr√≥ la Copa Am√©rica para dar relumbr√≥n a la efem√©ride. Pero imper√≥ el sentido com√ļn y el Aquarius toc√≥ tierra en un muy discreto muelle, abierto, s√≠, a las miradas de la prensa internacional, pero que garantizaba a la misma vez la intimidad del pasaje. Y no hubo discursos, ni declaraciones, ni fotos de pol√≠ticos, l√©ase ministros o cargos de la Generalitat, aunque trascendi√≥ que el de Fomento, el valenciano Jos√© Luis √Ābalos, estuvo por all√≠, aunque nadie le vio. No se cay√≥ en una tentaci√≥n que hubiera resultado imperdonable.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!