el a帽o que puso a prueba la capacidad de adaptaci贸n del Sergas

Una manifestaci贸n en Vigo convocada para exigir la revitalizaci贸n de una Atenci贸n Primaria mermada por la sobrecarga del personal disponible y el poso dejado por la austeridad aplicada durante la recesi贸n pon铆a el pasado d铆a 27 el punto ( y seguido) a un a帽o convulso para el servicio sanitario gallego, tensionado, como el conjunto del Sistema Nacional de Salud, por el d茅ficit de profesionales en determinadas especialidades m茅dicas estrat茅gicas y las demandas de salud crecientes en una poblaci贸n a cada paso m谩s envejecida y aquejada por problemas sanitarios cr贸nicos.

2018 no ha sido un ejercicio f谩cil, evidenciando debilidades heredadas de los recortes de gasto p煤blico aplicados durante la crisis, que hoy se traducen en unas plantillas impactadas por las restricciones a la reposici贸n de efectivos de 2011-2015 y en un modelo condenado a repensarse y reformularse para mantener sus garant铆as en un escenario transformado.

Lo urgente de las necesidades ha empujado cambios, como el decidido regreso a la pr贸rroga voluntaria de la edad de jubilaci贸n del personal m茅dico, o las demandas al Ministerio, fundamentalmente en la petici贸n, todav铆a no atendida, de seis plazas adicionales para la formaci贸n MIR en Pediatr铆a, la supresi贸n de los l铆mites al reemplazo de bajas por jubilaci贸n en la convocatoria de oposiciones o la agilizaci贸n de los tr谩mites para el reconocimiento y reacreditaci贸n de m茅dicos extracomunitarios. Tambi茅n, con el ensayo de nuevas f贸rmulas de organizaci贸n de los recursos, como la agrupaci贸n de pediatras pilotada durante los meses de verano ante la imposibilidad de cubrir una a una las ausencias por vacaciones de los titulares de plaza en todo el mapa de centros, y la fallida creaci贸n del pediatra de 谩rea (una figura incluida por el Gobierno gallego en la ley de acompa帽amiento a los presupuestos 2019 como alternativa para facilitar el desplazamiento puntual de profesionales entre Primaria y Hospitalaria), aparcada 鈥攓ue no enterrada鈥 por la Conseller铆a cuatro d铆as despu茅s de su publicaci贸n ante las dudas manifestadas por las organizaciones de pediatr铆a.

Las tensiones, aun con las espadas en alto, han fructificado ya en algunos pasos en positivo, como el aparente consenso inicial de las organizaciones sindicales en torno al nuevo contrato para m茅dicos sustitutos propuesto por Sanidade 鈥攓ue podr铆a estar en marcha en enero para tratar de retener ya a la promoci贸n MIR saliente con una vinculaci贸n estable de al menos un a帽o de duraci贸n鈥 y, singularmente, el intento de trabajo colaborativo que arranc贸 el pasado 18 de diciembre con la constituci贸n de seis grupos de trabajo llamados a explorar soluciones para los problemas de la Atenci贸n Primaria, insistiendo en la redefinici贸n de tareas para liberar al facultativo de cargas administrativas o controles de salud asumibles por la enfermer铆a y ganar tiempo para la atenci贸n m茅dica efectiva. Tambi茅n, reforzando las conexiones con la Atenci贸n Especializada para agilizar la comunicaci贸n y conseguir un acceso m谩s fluido a las consultas y pruebas hospitalarias.

Explosi贸n en la Primaria

En octubre la huelga de los trabajadores de los Puntos de Atenci贸n Primaria (PAC) encend铆a un primer fuego reclamando la clarificaci贸n de su jornada, el pago del 100% de las cantidades comprometidas en sus complementos de noches y festivos y un c贸mputo equitativo de sus incapacidades temporales. En noviembre, prend铆a un nuevo foco en las Urgencias del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago 鈥攖odav铆a activo a la espera de la votaci贸n en urna de la oferta del Sergas, aplazada por el comit茅 de huelga hasta el d铆a 14鈥, pero fueron los centros de salud del 谩rea de Vigo donde el malestar acumulado terminaba por explotar en este 煤ltimo mes del a帽o, con la dimisi贸n en Vigo de 25 de los 31 de jefes de Primaria, contrarios, seg煤n afirmaron en su declaraci贸n p煤blica, a ser 芦c贸mplices禄 del deterioro progresivo de sus servicios.

Las protestas ante la reforma de la ley de salud de 2008 marcaban los primeros meses de un a帽o cargado de tensiones. Una marcha en la capital gallega contest贸 en febrero a la modificaci贸n legislativa 鈥攆inalmente aprobada en solitario por el PPdeG鈥 con la que el Gobierno consolidaba reglamentariamente el modelo de gesti贸n integrada de los centros de salud y hospitales que hab铆a comenzado a desplegar en 2010. La reforma encontraba una oposici贸n en bloque, que vio en la actualizaci贸n del texto facilidades para el desmantelamiento del servicio p煤blico y puertas abiertas al negocio privado. Dos posturas ideol贸gicas irreconciliables en el Parlamento gallego que se han mantenido a lo largo de todo el a帽o en cada debate sanitario y que han tenido su punto 谩lgido de desencuentro en la comisi贸n de investigaci贸n sobre 芦las consecuencias de los recortes y privatizaci贸n del sistema sanitario gallego (2009-2018)禄, constituida en octubre a instancias de las fuerzas de la oposici贸n y abandonada por los mismos grupos apenas diez d铆as despu茅s de su primera sesi贸n de trabajo.

El 贸rdago de Povisa

La renegociaci贸n cerrada in extremis del convenio con Povisa ante el 贸rdago lanzado en septiembre por el hospital concertado (del que dependen 1.400 trabajadores y hasta 139.000 usuarios del sistema p煤blico) con el anuncio de un preconcurso de acreedores marc贸 otro de los puntos calientes del ejercicio, como la muerte en el mes de agosto del paciente Jos茅 Manuel Brey, fallecido sin asistencia en el PAC de A Estrada mientras la 煤nica facultativa en activo ese d铆a en el centro atend铆a una urgencia en un domicilio movilizada por el 061.

Pacto de carrera profesional

Pero 2018 tambi茅n deja un acuerdo sindical sobre la carrera profesional de los trabajadores del Sergas 鈥攁mpliamente esperado desde la paralizaci贸n de las negociaciones con la irrupci贸n de la crisis鈥, que este enero se empezar谩 a aplicar en las n贸minas con complementos que, seg煤n las estimaciones de la Conseller铆a, supondr谩n un alza media anual del 6%. Tambi茅n en materia de personal, el ejercicio deja una nueva oferta de empleo p煤blico que, manteniendo la apuesta por la convocatoria de OPEs anuales, ofertar谩 1.400 plazas. La cifra agota el 108% de tasa de reposici贸n adicional autorizado por el Ministerio de Hacienda y avanza 鈥攁 un ritmo insuficiente en opini贸n de las organizaciones sindicales鈥 hacia el compromiso asumido por el equipo de V谩zquez Almu铆帽a de llegar a 2020 con no m谩s de un 5% de personal eventual tras la consolidaci贸n de cinco mil plazas en cuatro a帽os.

Implicados en las soluciones

2019 arrancar谩 con movilizaci贸n en la calle (al menos dos manifestaciones est谩n convocadas: el 9 en Santiago de Compostela y el 14 en Vigo) pero con los canales de di谩logo abiertos a trav茅s de los seis grupos de trabajo constituidos para la b煤squeda conjunta de soluciones para la Atenci贸n Primaria y con una primera reuni贸n fijada ya para el pr贸ximo d铆a 8. Este mismo viernes, el Sergas reforzaba el llamamiento a la participaci贸n a trav茅s de una carta directa a cada uno de sus m茅dicos de Primaria, invit谩ndoles a hacer llegar sus sugerencias entre el 7 y el 31 de enero. No es momento de manifestaciones sino de aportar, defiende la Conseller铆a. 芦Ya hemos visto demasiados grupos de trabajo禄, replican los profesionales a la espera de medidas en firme.

Lee m谩s: abc.es


Comparte con sus amigos!