«El año pasado a estas alturas habíamos perdido más partidos y no pasaba nada»

Bajan las aguas turbias en el Real Madrid tras dos derrotas consecutivas que entraban dentro de lo posible. Caer en Atenas y en Barcelona, compitiendo casi hasta el final, es algo que puede suceder y que es incluso lógico, pero extraña en un equipo acostumbrado a ganar casi todos los partidos.

«Preocupado estoy siempre, no por las victorias o las derrotas. Siempre espero que el equipo pueda mejorar. Han sido dos derrotas en dos canchas difíciles, contras dos equipos complicados y en ambos casos hemos llegado al último cuarto con opciones y ahí no hemos sido capaces de hacerlo bien y llevarnos la victoria. El año pasado a estas alturas habíamos perdido más partidos y eso no significaba nada», ha explicado Laso un día antes de recibir al CSKA en el WiZink Center.

El equipo ruso lidera la clasificación de la Euroliga junto al Real Madrid y viene de caer en la cancha del Buducnost. «Es un equipo muy potente al que ganamos dos veces el año pasado. Mantiene la misma idea del año pasado, con buenos anotadores exteriores como el Chacho (Sergio Rodríguez), De Colo, Higgins o Clyburn. Tiene jugadores muy atléticos por dentro, con Kurbanov, Hunter, Hines… Y su estilo de juego está muy definido. No es una casualidad que haya ganado tanto. Será una prueba muy difícil para nosotros», señala.

Sergio Rodríguez, que durante años jugó en el Real Madrid, es hoy una de las estrellas de CSKA que brilla en la Euroliga. «El Chacho es, entre comillas, uno de los nuestros. Nos ha dado muchas alegrías. Le hemos tenido muchos años y estoy seguro que el Palacio le dará una gran ovación. Como también estoy seguro de que luego nos animará mucho a nosotros. Necesitamos que sea el Palacio de las grandes ocasiones y que nos ayuden a lograr la victoria», advirtió.

Para el duelo, Laso seguirá sin poder contar con Llull, que encara la recta final de su recuperación. «Sigue fuera del equipo. Era algo que teníamos más o menos claro que estas dos semanas tanto él como Kuzmic iban a quedarse fuera. Ahora tenemos libre el fin de semana confiamos en que los dos puedan estar listos la semana que viene. Rudy vino tocado de Atenas, el sábado entrenó con precaución y el domingo apenas pudo jugar. Tenía una sobrecarga, pero hoy ha entrenado muy bien y podrá estar ante el CSKA», afirmó el técnico.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!