El a√Īo en el que Pel√© no descans√≥

Simp√°tico, risue√Īo, cercano, de verbo f√°cil, su ascendencia humilde le permite relacionarse con todo el mundo, desde presidentes de gobierno a ni√Īos de las favelas, con la misma sonrisa franca que muestra unos dientes de marfil inc√≥lumes. Es el √ļnico futbolista que ha ganado tres Mundiales. Para muchos es el mejor jugador de todos los tiempos. Otros consideran que Di St√©fano fue el n√ļmero uno. Lo que nadie discute es que Edson Arantes do Nascimento, Pel√© en el mentidero popular, es la estrella de los r√©cords.

Se cumplen 60 a√Īos de un r√©cord jam√°s alcanzado. En 1959, el astro brasile√Īo jug√≥ 103 partidos y marc√≥ 127 goles

Querido por el pueblo brasile√Īo, ¬ęel √≠dolo de los pobres¬Ľ marc√≥ 1.284 goles en 1.366 encuentros. Hace sesenta a√Īos estableci√≥ dos plusmarcas para la eternidad. En 1959 disput√≥ 103 partidos, un promedio de uno cada tres d√≠as, en los que anot√≥ 127 tantos. La causa fue que, tras conquistar el Mundial de Suecia con 17 a√Īos, a los 18 deb√≠a hacer la mili. Y todos se aprovecharon del joven astro. Edson tuvo que competir con el Santos, con la selecci√≥n brasile√Īa, con el equipo de su cuartel y con el equipo del nacional del ej√©rcito. El muchacho acapar√≥ otros hitos: jug√≥ nueve veces dos partidos en menos de 24 horas y en una ocasi√≥n disput√≥ tres encuentros en menos de 48.

103 partidos en 1959: jugó en nueve ocasiones dos encuentros en menos de 24 horas; en esos 103 partidos marcó 127 goles con el Santos, con Brasil y con los equipos militares

Muchos consideran que aquel desgaste constante, que dur√≥ varios a√Īos, acort√≥ su carrera al m√°s alto nivel. Las lesiones le impidieron brillar en el Mundial de Chile 62 y las patadas le destrozaron en el Mundial de Inglaterra 66. ABC ha dialogado con siete futbolistas que se enfrentaron a √©l para valorar qui√©n era Pel√© como rival.

Adelardo y Santamar√≠a: ¬ęHac√≠a la pared contigo¬Ľ

¬ęMe enfrent√© a √©l como defensa jugando primero en el Sao Bento y despu√©s en el Palmeiras, tuve que marcarle y no soy de dar patadas, era un jugador t√©cnico, y digo que Pel√© es el m√°ximo futbolista de la historia¬Ľ. Quien habla con rotundidad es Luiz Pereira, gran l√≠bero del Atl√©tico desde 1975 a 1980. ¬ęLe conoc√≠ bien, habl√© muchas veces con √©l, era muy sencillo. Brasil fue m√°s conocida en el f√ļtbol gracias a Pel√© y al triunfo en el Mundial de Suecia¬Ľ. La inc√≥gnita es si Pel√© pag√≥ despu√©s esos desgastes, como los 103 encuentros disputados en el 59. ¬ęNo creo, porque era un chaval y con esa edad puedes con todo. En Brasil era normal disputar 80 partidos por temporada¬Ľ.

Luiz Pereira, exjugador de Palmeiras y Atl√©tico: ¬ęLe tuve que marcar; es el mejor jugador de la historia y una persona sencilla¬Ľ

Antonio Ruiz, pura potencia como centrocampista, tuvo que frenar a Pel√© cuando jug√≥ contra el Real Madrid en el homenaje a Miguel Mu√Īoz. Es sincero: ¬ęEra un jugador fabuloso, de mucha t√©cnica. Cuando vi a la velocidad que se mov√≠a con el bal√≥n le tuve que dar dos meneos para intentar pararle. Aquel d√≠a no brill√≥ con las dos galletas que le propin√©, la verdad¬Ľ.

Amancio, exjugador del Real Madrid: ¬ęEl m√°s grande junto a Alfredo, un goleador, h√°bil, veloz y franco en el trato¬Ľ

Adelardo vivi√≥ el Mundial de Chile 1962 con Espa√Īa, donde Brasil nos gan√≥ con pol√©mica por 1-2 al remontar un gol del extreme√Īo. Posteriormente, Adelardo se midi√≥ a Pel√© en el duelo Atl√©tico-Brasil organizado en 1966, que acab√≥ 3-5, con tres tantos de la perla negra: ¬ęEra un atleta, un jugador fort√≠simo. Para m√≠ es uno de los cinco grandes de la historia, junto a Garrincha, Di St√©fano, Maradona y Messi. Pel√© med√≠a como yo, 1,73, pero ten√≠a un salto magn√≠fico para rematar de cabeza. Pegaba a la pelota con la derecha y con la izquierda, rend√≠a en el centro del campo y de media punta, y tambi√©n defend√≠a. Le vi jugar mucho y era complet√≠simo¬Ľ.

Antonio Ruiz, exjugador del Real Madrid: ¬ęVi su rapidez y le fren√© con dos meneos, dos galletas, aquel d√≠a no brill√≥, no¬Ľ

Adelardo comparte con Jos√© Emilio Santamar√≠a una experiencia √ļnica: ¬ęPel√© era listo como un demonio. Cuando ten√≠a enfrente a dos rivales y no ve√≠a salida, hac√≠a la pared contra ti, tiraba el bal√≥n para que tocara en un contrario y as√≠ pod√≠a continuar la jugada mientras todos se quedaban sorprendidos¬Ľ. Santamar√≠a, que conoci√≥ bien al brasile√Īo, analiza esa plusmarca brutal de 103 encuentros en un a√Īo: ¬ęJugu√© contra √©l, era la figura tras ganar el Mundial de Suecia. Disputar 103 partidos era un desgaste enorme, pues no hab√≠a tiempo de recuperaci√≥n y entonces no exist√≠an ni los m√©dicos, ni los fisioterapeutas, ni las posibilidades que hoy aportan los equipos para cuidar al futbolista¬Ľ.

Amancio tambi√©n conoci√≥ al astro de Minas Gerais. Recuerda especialmente cuando se vio las caras con √©l en un enfrentamiento entre Brasil y el equipo FIFA, que eligi√≥ al gallego para la ocasi√≥n, y Brasil: ¬ęMe trat√© con √©l, charl√°bamos y era muy franco. Ha sido el m√°s grande, junto a Alfredo (Di St√©fano). Era un goleador, muy r√°pido, h√°bil. No corr√≠a mucho, sino que lo hac√≠a cuando era necesario y entonces era muy veloz en sus movimientos¬Ľ.

Adelardo, ex jugador del Atl√©tico: ¬ęUn atleta, todo lo hac√≠a bien; remataba bien con ambas piernas y de cabeza¬Ľ

Vicente Miera tambi√©n tuvo como adversario al √≠dolo brasile√Īo y le trat√≥ personalmente. Para el c√°ntabro fue uno de los mejores de la historia, porque √©l comparti√≥ f√ļtbol con los otros tres mejores: ¬ęPel√© era fant√°stico, pero yo jugu√© con Di St√©fano, Gento y Puskas, que fueron grand√≠simos en el Real Madrid de la leyenda. Hablar con Pel√© era hablar con uno m√°s, te sent√≠as c√≥modo a su lado. Era una persona incre√≠ble, sencilla, agradable, como lo son todos los grandes futbolistas. Siempre jugaba bien, era distinto. Ten√≠a tanta calidad que le sobraba. Era la atracci√≥n en todos los sitios a los que acud√≠a. Dej√≥ huella. Me gustaba m√°s verle fuera del campo que dentro como enemigo (risas). Yo tuve el honor de enfrentarme a √©l y de jugar al lado de Di St√©fano, Gento y Puskas¬Ľ.

Santillana, exjugador del Real Madrid: ¬ęEra mi √≠dolo, el m√°s completo, y su remate de cabeza era descomunal¬Ľ

A Carlos Alonso, Santillana, le habr√≠a gustado jugar contra Pel√©, por una verdad muy simple: ¬ęEra m√≠ √≠dolo cuando yo quer√≠a ser futbolista. Para m√≠ ha sido el jugador m√°s completo, no digo el mejor, pero s√≠ era un delantero que lo ten√≠a todo. Era t√©cnico, disparaba muy bien con la derecha y con la izquierda¬Ľ. Santillana destaca una especialidad en la que √©l era un maestro: ¬ęPel√© era un portento en el remate de cabeza, imprim√≠a al bal√≥n una potencia descomunal¬Ľ.

Santamar√≠a, exjugador del Real Madrid: ¬ęPel√© ten√≠a mucha inventiva, cuando no ve√≠a salida hac√≠a la pared con el contrario¬Ľ

La estrella brasile√Īa gan√≥ el tercer Mundial en 1970, el disputado en M√©xico, coronado como ¬ęel rey¬Ľ. En 1971 dej√≥ la selecci√≥n brasile√Īa, despu√©s de 107 partidos y 95 goles, en un encuentro disputado ante Yugoslavia en Maracan√°, con doscientas mil personas aclam√°ndole. En el 74 abandon√≥ el Santos, despu√©s de tres a√Īos de gira por el planeta. Milit√≥ finalmente dos a√Īos en el Cosmos de Nueva York.

Vicente Miera, exjugador del Real Madrid: ¬ęEra distinto, ten√≠a tanta calidad que le sobraba¬Ľ

Edson Arantes se retir√≥ en 1977, a los 37 a√Īos. Fue una estrella que trabaj√≥ como un obrero del f√ļtbol, para satisfacer a los aficionados, sin decir nunca ¬ęno¬Ľ a un partido.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!