El alcalde de Orense subasta los coches oficiales y se desplazará en taxi

Conocido por sus métodos poco ortodoxos, el alcalde de Orense, Gonzalo Pérez Jácome, líder del partido independiente Democracia Ourensana, ha anunciado que el Ayuntamiento prescindirá de los dos vehículos oficiales de los que dispone. Los desplazamientos, tanto en su caso como en el de los concejales, se harán en transporte público, cuando sean recorridos cortos, y an avión o coche en el caso de los largos. «Va a ser un magnífico ejemplo» para que los vecinos también apuesten por dejar aparcados sus coches, ha proclamado.

Jácome ha tildado de «nuevo enfoque en la movilidad» una medida que, en definitiva, acomete por considerar que el consistorio soporta un «gasto que es excesivo». Hasta ahora, el parque móvil del ayuntamiento orensano constaba de un vehículo de mayor cilindrada para viajes largos y un utilitario más modesto para desplazarse por la ciudad. A esto se sumaba el sueldo de los «chóferes», «más de uno», ha apostillado, quienes «la mayoría del tiempo [están] sin hacer prácticamente nada».

«Vamos a hacer algo distinto», ha explicado el regidor, quien ha detallado su decisión de «cancelar los coches oficiales». En ciudad se traducirá en el uso de autobús o taxi, este último mediante un «convenio» con el gremio. De paso, ha manifestado su esperanza en que genere una «campaña» a favor del transporte público, pues considera que la población de Orense «infravalora» esta alternativa. Cree que la decisión adoptada por el consistorio «va a ser un ejemplo magnifico».

Para Jácome, tanto él como su equipo estarán «predicando con el ejemplo». Y, «para que no haya la tentación» de saltarse este comportamiento ejemplar, «vamos a desprendernos de los dos coches». «Muerto el perro, muerta la rabia (sic)», ha subrayado. Lo primero que hará el ayuntamiento, como movimiento «simbólico», es «subastar» el vehículo de mayor cilindrada, el que se utilizaba en los desplazamientos largos.

El alcalde orensano ha cifrado el «ahorro» que supondrá esta decisión en unos «20.ooo euros». A partir de ahora, si cumple su palabra, tanto a él como a sus concejales se les verá llegar a los actos a bordo de taxis. Como cualquier otro vecino.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!