El acuerdo de transferir el Tráfico a Navarra se alcanzó con el PNV y no con el Gobierno Foral

“Es importante cumplir los acuerdos y quisiera recordarle uno que acordó su Gobierno con mi grupo parlamentario. En concreto la competencia de Tráfico en Navarra. Y que además, solemnizó usted en la puerta de La Moncloa con la presidenta del Gobierno navarro”. Con estas palabras, el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, reconoció ayer que el traspaso de las competencias de Tráfico a la Comunidad Foral de Navarra se negoció y acordó con el partido que gobierna en la Comunidad Autónoma Vasca, no con el Gobierno de Navarra.

El grupo parlamentario del Partido Nacionalista Vasco depende de ‘Sabin Etxea’, situada en la calle Ibáñez de Bilbao, no en la avenida de Carlos III de Pamplona donde se encuentra el Palacio de Navarra, sede del Gobierno foral. De hecho, el Partido Nacionalista Vasco ni tan siquiera está como tal en las instituciones navarras, sino en la coalición Geroa Bai.

Sin embargo, la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, vendía a bombo y platillo el pasado 31 de octubre desde la sala de prensa del Palacio de La Moncloa que “el Gobierno de Navarra y el Gobierno del Estado hemos acordado acometer de una forma definitiva la gestión o la transferencia de la competencia de Tráfico y la Seguridad Vial a la Comunidad Foral de Navarra a través de su Policía Foral”, cuando ese acuerdo ya estaba negociado, hablado y acordado. Y por nadie que tuviera nada que ver con el Gobierno de Navarra ni con la Comunidad Foral de Navarra, sino por alguien procedente de la Comunidad Autónoma Vasca.

El portavoz nacionalista, Aitor Esteban, desveló este acuerdo en el transcurso de la Sesión de Control al Gobierno que se celebró ayer y en la que, erigiéndose una vez más en representante de una Comunidad por la que no ha sido elegido, apremió al presidente Sánchez para que acelerase la firma de las transferencias de Tráfico a Navarra antes de las elecciones del 28 de abril puedan conllevar un cambio de Gobierno. “Es posible y hay tiempo”, afirmó Aitor Esteban.

Dificultades técnicas

El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, le respondió que “El Gobierno quiere cumplir con lo dicho pero, evidentemente, las cosas no son tan sencillas desde el punto de vista técnico. El compromiso lo tiene y lo queremos cumplir”.

La presidenta Barkos aseguró el 31 de octubre que a finales de diciembre o en los primeros días de enero se reuniría la comisión bilateral para estudiar los detalles de las transferencias. Pero, a finales de febrero, esa reunión todavía no ha tenido lugar. Ni tan siquiera el Gobierno central ha nombrado a sus representantes en dicha Comisión. La excusa es que se está a la espera de un informe del Ministerio de Hacienda con las afecciones que tendría dicho traspaso en la aportacion de Navarra al Estado en virtud del Convenio Económico.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!