El 10% de los turismos eléctricos está en manos de las administraciones

La matriculaci√≥n y venta de coches y veh√≠culos ligeros que emitan di√≥xido de carbono estar√° prohibida en Espa√Īa en 2040. As√≠ lo reza la futura ley de cambio clim√°tico y transici√≥n energ√©tica elaborada por el Gobierno de Pedro S√°nchez que aspira a sacar de circulaci√≥n a todos aquellos turismos que se alimenten de diesel y gasolina, pero tambi√©n a los propulsados por gas y los hasta ahora venerados h√≠bridos. Las posibilidades se reducen a los coches el√©ctricos, una opci√≥n que ahora mismo apenas ha calado en la sociedad. Hay s√≥lo 395 en circulaci√≥n en todo Castilla y Le√≥n, lo que deja una tasa de uno de estas caracter√≠sticas por cada 3.315 que se nutren del resto de combustibles. Y respecto a este reducido n√ļmero hay que puntualizar, adem√°s, que m√°s de un diez por ciento ni siquiera est√° en manos de particulares, sino de las administraciones p√ļblicas.

Entre la Junta de Castilla y Le√≥n, los diez principales ayuntamientos (capitales de provincia y Ponferrada) y las diputaciones de la Comunidad suman un total de cuarenta los coches el√©ctricos de los que se dispone. Ello equivale al 0,5 por ciento de su flota p√ļblica, mientras que la tasa de este tipo de veh√≠culos no alcanza ni el 0,03 por ciento de entre todos los turismos de Castilla y Le√≥n.

Cabe matizar que la flota de estas administraciones no es especialmente relevante en el conjunto de la Comunidad. Son más de 6.000 vehículos de todo tipo, que no suman ni el 0,5 por ciento del total del parque móvil matriculado de la Comunidad, una cifra que hace más llamativo que ayuntamientos, diputaciones y Junta copen ese diez por ciento del total de los vehículos eléctricos en circulación, de acuerdo con los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

La Junta y los ayuntamientos de Valladolid y Palencia son las instituciones con mayor implantación

El Gobierno auton√≥mico es el que m√°s veh√≠culos el√©ctricos ha incorporado a su flota, con una suma de 22 turismos, seguido de dos Ayuntamientos, Valladolid y Palencia. Territorios ambos automovil√≠sticos por excelencia, uno de los cuales produce precisamente este tipo de coches, suman otros diez a la lista. En el resto, la cifra es menor, aunque no tanto como en las diputaciones. S√≥lo las de Valladolid y √Āvila cuentan con alg√ļn ejemplar, lo cual las instituciones provinciales justifican con la escasa autonom√≠a de este tipo de veh√≠culos y la ausencia de los suficientes cargadores como para poder dar cobertura a largos desplazamientos.

Más allá de los turismos, las administraciones cuentan con otra serie de vehículos eléctricos. Así, una cuarentena de motos, bicis y furgonetas eléctricas se incorporan a las flotas móviles de las administraciones regionales, principalmente de ayuntamientos.

Por su parte, la flota dependiente de Delegaci√≥n del Gobierno en Castilla y Le√≥n aunque determinado en muchos casos por pol√≠ticas nacionales y que incluye el parque m√≥vil de la Polic√≠a Nacional y la Guardia Civil, no dispone de ning√ļn veh√≠culo el√©ctrico, s√≠ varios h√≠bridos.

Lo llamativo del inventario de veh√≠culos p√ļblicos es que junto a los el√©ctricos, en los √ļltimos a√Īos las administraciones en un intento de toma de conciencia ambiental hab√≠an incorporado a su flota un importante volumen de h√≠bridos. S√≥lo los ayuntamientos disponen de m√°s de medio centenar, que a partir de 2040 estar√° prohibido comprar de acuerdo con la nueva iniciativa.

No s√≥lo entre las administraciones hab√≠an encontrado su hueco de mercado, en el √ļltimo a√Īo se matricularon en la Comunidad casi 2.000 coches h√≠bridos, trece veces m√°s que el√©ctricos.

¬ęUn coche de vapor¬Ľ

As√≠, los veh√≠culos el√©ctricos son a√ļn una parte muy residual del mercado automovil√≠stico entre particulares, pero los expertos de estos coches aseguran que llegar√°n a las casas de todos de forma natural en los pr√≥ximos a√Īos. Y es que defienden que ¬ęen 2040 no har√° falta ni prohibir¬Ľ los coches que emitan CO2 porque ¬ęestar√°n completamente obsoletos¬Ľ. Ser√≠a como ¬ęprohibir ahora un coche de vapor¬Ľ, explica a ABC Laurentino Guti√©rrez, delegado en Castilla y Le√≥n de la Asociaci√≥n de Usuarios de Veh√≠culos El√©ctricos (AUVE).

Guti√©rrez defiende que ese horizonte sin diesel ni gasolina de 2040 ¬ępuede parecer una idea peregrina del Gobierno, pero se alinea el criterio con las medidas que ya est√°n en marcha en toda Europa¬Ľ. Dicho esto, destaca que el 93 por ciento de veh√≠culos producidos en Espa√Īa ¬ęson para exportaci√≥n, as√≠ que aunque se prohiban ma√Īana¬Ľ la medida ¬ęno afectar√≠a¬Ľ a la producci√≥n.

El perfil del usuario

Hombre, de entre 30 y 40 a√Īos y con estudios superiores. Es el perfil del propietario de coche el√©ctrico en la Comunidad, una descripci√≥n muy amplia en la que el matiz viene de la mano las inquietudes. Y es que los usuarios de estos turismos lo son por uno de los dos siguientes motivos: amantes de la tecnolog√≠a o protectores del medio ambiente.

As√≠ lo explica Laurentino Guti√©rrez, que reclama incentivos para que los conductores se animen a adquirirlos. Suponen un desembolso de hasta 15.000 euros m√°s que un coche de gasolina, y se ¬ęrentabiliza¬Ľ a partir de los 100.000 kil√≥metros. Por ello, pide apoyos econ√≥micos certeros y estables y no v√≠a ayudas puntuales de ayudas. Ve m√°s apropiadas las deducciones fiscales.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!