EH Bildu exige a las Fuerzas Armadas que cesen su «provocación» al pueblo vasco y «se vayan»

Cerca de 600 militares se han desplazado este lunes a Vizcaya y Cantabria para participar en el «Eagle Eye», un ejercicio de defensa que, según las autoridades, tiene como objetivo perfeccionar la coordinación en misiones de vigilancia y seguridad en espacios aéreos. Dichas maniobras comenzaron a desarrollarse el pasado marzo en la provincia de Huelva y aguas del Golfo de Cádiz. Pese a todo, ninguna explicación satisface a EH Bildu, que ha interpretado la operación como una ofensa hacia el pueblo vasco: «Una provocación», ha denunciado la formación soberanista, que ha exigido a las Fuerzas Armadas que «cojan sus vehículos y se vayan».

En un comunicado, EH Bildu ha manifestado su «total rechazo» a la operación «Eagle Eye», dirigida por el Mando de Defensa y Operaciones Aéreas (MDOA). Las maniobras, que cesarán el viernes, parten con el objetivo de sondear la capacidad de defensa aérea de las Fuerzas Armadas. Para EH Bildu, sin embargo, «no son más que un obstáculo para la convivencia», y además reflejan «una imagen anacrónica de una institución anacrónica a la que la sociedad ha mostrado de manera reiterada su rechazo».

Por ello, la formación radical ha exigido a las Fuerzas Armadas su «repliegue»: «Es el momento de que escuchen a la sociedad y dejen de hacer maniobras militares en Euskal Herria, cojan sus vehículos y se vayan», sentencia EH Bildu.

En la edición de este año participan más de 600 militares distribuidos en una Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA) del Ejército de Tierra, desplegada en Cantabria y Vizcaya; en la fragata «Álvaro de Bazán», que navegará en el Cantábrico oriental; y en seis aviones de combate ‘F-18’ del Ala 15 del Ejército del Aire que operarán desde su base de Zaragoza.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!