Efecto cepo: se hundió la venta de divisas, pero crecieron las compras

Por los límites, 1,7 millones de personas cambiaron pesos en septiembre

El cepo cambiario impuesto desde comienzos de septiembre, en su primer mes de vigencia, borró la demanda de dólares de empresas, pero alimentó la demanda de las personas y a su vez hizo retraer esa oferta a más de la mitad.

El dato surge del balance cambiario publicado ayer por el BCRA, que muestra que las compras netas por parte de “personas humanas” treparon a US$2891 millones el mes pasado, cifra que implica un aumento del 54% respecto de los US$1873 millones demandados un mes antes, cuando aún no regía el cupo de compras por hasta US$10.000 mensuales.

A su vez, las ventas netas de personas, que habían llegado a los US$690 millones en agosto, cayeron hasta los US$330 millones en septiembre, es decir, se hundieron un 52 por ciento.

El fuerte aumento con respecto al mes previo se explicó “por las mayores compras netas de billetes, las que llegaron hasta los US$2908 millones”, reconoce el informe, que da cuenta de un récord de 1.690.000 personas demandando esa divisa, lo que supone un aumento de 30% con respecto al mes previo. Los datos dejan a la vista un salto notable en la demanda para atesoramiento que se disparó tras la vuelta de las restricciones. El costo en reservas de ese aumento creció porque la perspectiva de tener problemas para comprar a futuro retrajo a su vez la oferta de ahorristas e inversores.

Los proveedores

En el primer mes de vigencia del cepo, el BCRA vendió reservas en el mercado por US$1322 millones, que fueron comprados “por clientes de las entidades en US$1248 millones y por las mismas en US$74 millones”. Adicionalmente, el ente monetario hizo compras netas directas por US$1572 millones al Tesoro nacional, de fondos precautorios que había girado el FMI.

El principal aportante privado al mercado de divisas volvieron a ser las empresas del sector cerealero, que realizaron ventas netas por US$1784 millones en el mes. El resto de las empresas fueron demandantes por US$377 millones, “principalmente por cancelaciones netas de préstamos que tenían tomados con bancos locales por US$916 millones, que en parte fondearon con ingresos netos por bienes por US$344 millones. Con esos pagos, los bancos atendieron parte de los retiros por US$5200 millones que efectuaron los ahorristas durante el mes.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!