Down Toledo y Cruz Roja tendrán nuevas sedes gracias a la cesión de dos locales de la Junta

«Hoy es un día importante». Así ha comenzado su comparecencia ante los medios la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez. ¿Cuál es el motivo? Pues que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha firmado este martes un protocolo de colaboración para la cesión de dos locales, propiedad hasta ahora de la Consejería de Fomento, para la asociación Down Toledo y otro para Cruz Roja, «dos entidades con las que venimos trabajando mano a mano durante toda la legislatura y que atienden a personas de todas las edades que realmente necesitan de acción social, generosa y solidaria».

En el caso de Down Toledo, según ha explicado Aurelia Sánchez, se han cedido dos espacios totalmente diáfanos que ocupan unos 400 metros cuadrados, ubicados en los locales 1 y 2 de la promoción de 148 viviendas de protección oficial de la calle Río Yedra, número 8, del barrio toledano de Santa María de Benquerencia. Esto va a permitir que esta asociación, que ahora mismo desarrolla sus actividades en tres sedes distintas, lo haga en un único lugar.

Algunos de los proyectos más importantes que desarrolla Down Toledo tienen que ver con el servicio de capacitación y la inclusión socio-laboral de las personas con discapacidad intelectual y con síndrome de Down en Toledo. Pero también llevan a cabo los servicios de atención temprana, algo que ha aprovechado la consejera para recordar la inauguración hace un mes de dos centros de atención temprana en Yuncler y Ugena, gestionados por esta asociación y que atenderán a unos 50 familias de la comarca de La Sagra.

La presidenta de Down Toledo, Trinidad Escobar, ha mostrado su alegría por esta noticia porque, tal y como ha destacado, en 28 años de historia, la asociación nunca había tenido una sede. Así, se ha dirigido a dos de los usuarios presentes en la sala de prensa del Palacio de Fuensalida: «Lucía y Javier, ahora estaremos juntos. Ellos se lo merecen, son gente de primera».

Cruz Roja Castilla-La Mancha es la otra organización beneficiada por la firma de este protocolo, mediante el cual se le va a ceder el local número 4 en la promoción de 109 viviendas de protección oficial ubicado en la calle Valdeyernos, número 20, en Santa María de Benquerencia igualmente. Este espacio cuenta con una superficie de 282 metros cuadrados y da a la calle con un escaparate de más de 12 metros.

En este local, ha informado la titular de la Consejería de Bienestar Social, Cruz Roja podrá adaptar oficinas de trabajo y espacios de atención al público, pero sobre todo un centro barrio, que se convertirá en un punto de actividad y de acogida para toda la ciudadanía que necesita esa atención especializada que realiza esta asociación.

El presidente de Cruz Roja Castilla-La Mancha, Jesús Esteban Ortega, ha mostrado también su satisfacción por esta cesión que hará que la sede de la organización se traslade a Santa María de Benquerencia, ya que hasta ahora sus oficinas se encuentran en el Casco histórico de Toledo, pero casi todos los usuarios a los que atienden son de ese barrio toledano.

«La colaboración entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y Cruz Roja es continua», ha subrayado Sánchez, quien ha recordado también que hace escasos días firmaron el plan contra la pobreza energética para 2019, gestionado por esta organización. «Es algo novedoso para nuestra región y que ha permitido atender a más de 76.000 familias y 35.000 menores».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!