dos sistemas autoritarios condenados a entenderse ante las presiones de Occidente

Mosc√ļ Guardar

Pese a desavenencias ya superadas, Rusia y China comparten frontera, un pasado com√ļn comunista y una hostilidad compartida hacia los valores occidentales. Aunque con sistemas de desarrollo econ√≥mico muy diferentes, ambos pa√≠ses son complementarios: Rusia es una fuente ingente de materias primas mientras China las necesita para su pujante industria. La coyuntura internacional les ha empujado a buscar un mayor acercamiento para protegerse de la ¬ęamenaza¬Ľ que creen que para ellos supone Estados Unidos.

A juicio del polit√≥logo ruso, Vladislav Inoz√©mtsev, los dos grandes pa√≠ses comparten una misma idea de c√≥mo ha de ser la pol√≠tica. Es decir ¬ęautoritaria¬Ľ. Seg√ļn sus palabras, ¬ęla decisi√≥n de la √©lite china de unirse a la secta cuyos miembros son Maduro, Lukashenko y Putin es reveladora¬Ľ. ¬ęLa econom√≠a m√°s grande del mundo siguiendo al due√Īo del arsenal nuclear m√°s grande del planeta (…) prefirieron el autoritarismo expl√≠cito a cualquier experimento protodemocr√°ticos¬Ľ, se√Īala Inoz√©mtsev en un art√≠culo publicado el a√Īo pasado.

Durante la visita que el presidente chino efectu√≥ a Mosc√ļ en junio, √©l y su hom√≥logo ruso, Vlad√≠mir Putin, constataron su coincidencia total en cuanto a c√≥mo deben resolverse asuntos como el problema nuclear iran√≠, Corea del Norte, la guerra en Siria, la crisis en Venezuela y la ¬ęgran conflagraci√≥n comercial¬Ľ con Estados Unidos. Se detuvieron especialmente en Venezuela dentro de la declaraci√≥n conjunta que firmaron para denunciar los intentos ¬ęileg√≠timos¬Ľ de desalojar a Nicol√°s Maduro del poder.

La sinton√≠a entre Mosc√ļ y Pek√≠n se da, no solamente en las relaciones econ√≥micas, comerciales y en la visi√≥n convergente de la situaci√≥n internacional, tambi√©n en el √°mbito de la defensa. El pasado mes de octubre, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, corrobor√≥ que con China existe ¬ęuna relaci√≥n especial¬Ľ a nivel castrense.

Unos d√≠as antes, Putin anunci√≥ que su pa√≠s est√° ayudando al r√©gimen chino a desplegar un sistema de alerta temprana antimisiles para detectar posibles lanzamientos de cohetes intercontinentales y poder proceder a su destrucci√≥n. Tal dispositivo lo tienen hoy d√≠a solamente Rusia y EE.UU. El presidente ruso asegur√≥ que ¬ęseguiremos colaborando con nuestros socios chinos, no s√≥lo en el terreno militar, sino tambi√©n en el aeroespacial¬Ľ.

Ambos pa√≠ses llevan a√Īos colaborando en el sector de la defensa, realizando incluso maniobras conjuntas cada a√Īo. Los √ļltimos ejercicios t√°cticos con participaci√≥n de tropas chinas, los denominados ¬ęTsentr-2019¬Ľ de desarrollaron en septiembre en la regi√≥n rusa de Oremburgo, junto a la frontera con Kazajst√°n. De mayor envergadura fueron las maniobras conjuntas, las mayores realizadas jam√°s antes en Rusia, que militares rusos y chinos organizaron en 2018 en Siberia oriental y el Extremo Oriente ruso, las ¬ęVostok-2018¬Ľ. Acudi√≥ Xi a presenciarlas.

Pero hay muchos expertos rusos alertando de que China ve a Rusia m√°s como un socio del que sacar partido que como un aliado. Pek√≠n sabe que Mosc√ļ nunca le reprochar√° la conculcaci√≥n de derechos humanos elementales ni tampoco sus deseos de incorporar Taiw√°n a su territorio. Pero el presidente de la Academia de Problemas Geopol√≠ticos, Konstant√≠n Sivkov, teme que las tecnolog√≠a militar que Mosc√ļ comparte con Pek√≠n se le puede volver en contra alg√ļn d√≠a, por ejemplo, si los chinos decidiesen recuperar la parte de Manchuria que pertenece a Rusia.

El pasado mes de marzo se cumpli√≥ medio siglo desde que estallar√° el conflicto fronterizo entre ambos pa√≠ses, que dur√≥ seis meses y arruin√≥ las relaciones entre los dos sistemas comunistas. Mosc√ļ tuvo que ceder a su vecino asi√°tico algunas islas en el r√≠o Ussur√≠, la Damanski entre ellas, lo que abri√≥ el camino a la normalizaci√≥n de relaciones.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!