Dos familias se enzarzan a cuchilladas tras citarse en Huesca para ajustar cuentas «sentimentales»

Agentes de Policía Nacional han detenido a un hombre que apuñaló a dos miembros de una familia durante una reyerta entre clanes familiares registrada en Huesca y previamente concertada entre las dos partes. Según ha informado la Dirección General de la Policía, la reyerta tuvo lugar la madrugada del pasado lunes en la calle Ronda Isuela de la capital altoragonesa y enfrentó a miembros de dos familias de Sabiñánigo (Huesca) y Lérida que habían acordado encontrarse a mitad de camino.

Al encontrarse, los miembros de ambas familias iniciaron una discusión entre ambas que derivó en una reyerta multitudinaria durante la que uno de los miembros de la familia de Lérida apuñaló a dos integrantes de la de Sabiñánigo con un cuchillo de 17 centímetros de hoja.

Otras fuentes de la investigación han explicado a Efe que las dos familias, de etnia gitana, habían decidido encontrarse para solucionar un conflicto originado por una «relación sentimental» entre dos miembros de ambas familias.

A su llegada al lugar de la pelea, los agentes de las policías Nacional y local desplazados observaron como los siete integrantes de la familia procedente de Lérida se introducían en un vehículo y trataban de huir con fuertes acelerones, sin conseguirlo al ser interceptados por las patrullas policiales.

En ese mismo momento, los policías vieron como dos de los seis integrantes de la familia de Sabiñánigo se llevaban las manos al abdomen debido a heridas inciso contusas producidas por un arma blanca.

Los heridos fueron trasladados al Hospital San Jorge, donde evolucionan favorablemente de sus heridas tras ser intervenidos ambos quirúrgicamente.

En el lugar de la agresión, los agentes recuperaron el cuchillo utilizado en la agresión e identificaron al presunto autor de los apuñalamientos, un hombre de 52 años perteneciente al grupo desplazado desde Lérida.

En el registro del vehículo de la familia de Lérida, los agentes intervinieron un machete de 40 centímetros de hoja, una bayoneta de 16, una navaja también de 16 y un arma de descarga eléctrica, material todo prohibido de acuerdo a la legislación actual.

El presunto autor de los apuñalamiento fue puesto a disposición del juzgado de guardia de Huesca, cuyo titular ordenó el ingreso en prisión del sospechoso por dos delitos de lesiones.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!