Dos de cada tres vascos defienden mantenerse ligados a España mediante la fórmula autonómica o la federal

La política vasca ha girado este año en torno a la Ponencia de Autogobierno, en la que PNV y EH Bildu se aliaron para impulsar las bases de un nuevo Estatuto de marcado acento soberanista. Pero la causa de las fuerzas nacionalistas avanza por un camino distinto al sentir de la ciudadanía, que en su mayoría defiende posturas más moderadas. Así lo corrobora el último Euskobarómetro, que no solo refleja una creciente satisfacción por el actual Estatuto de Guernica, sino también un manifiesto rechazo hacia la independencia.

El estudio, realizado por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), establece que la gran mayoría de los ciudadanos apuestan por mantener la actual fórmula autonómica (35,7%) o avanzar hacia un escenario federal (28,4%). Los modelos descentralizados ganan terreno a la secesión, cuyo apoyo (24,6%) mantiene una gran estabilidad interanual (24,6%). El respaldo a la independencia es muy alto entre los votantes de EH Bildu (74,3%), aunque también cuenta con el beneplácito de simpatizantes de PNV (11,8%) y Elkarrekin Podemos (22,2%).

De hecho, dos de cada tres ciudadanos mantienen la compatibilidad de las identidades vasca y española, si bien es cierto que la tasa ha sufrido un ligero retroceso semestral de tres puntos (61,6%). Predomina la dualidad vasco-española (36,4%), mientras que el sentimiento vasquista (22,9%) es muy superior al españolista (2,3%). Por otro lado, el españolismo extremo se mantiene en un exiguo 3,2%, tasa que alcanza el 30,3% en lo que respecta al exclusivismo vasquista.

Apoyo al Estatuto

Por otro lado, el Euskobarómetro presentado hoy en Bilbao refleja que tres cuartas partes de la ciudadanía (76,4%) sigue mostrándose relativamente satisfecha con el Estatuto. Este segmento de la población continúa dividido entre el criticismo (38,2%) y el optimismo (38,2%). En esta línea, uno de cada cuatro encuestados afirmó no querer cambios en el Estatuto (21,1%), mientras que el 32,4% se sentiría complacido si se completara el traspaso de competencias. El 24,8% desea una reforma y ampliación del autogobierno, mientras que uno de cada diez (11,1%) se decanta por una posición de ruptura soberanista.

En cualquier caso, el estudio revela que, de celebrarse hoy la votación del Estatuto de Guernica que tuvo lugar hace 39 años, el «Sí» continuaría siendo la opción mayoritaria (51%), con una recuperación casi continuada de 21 puntos en los últimos cuatro años. Una opinión favorable que mantienen casi por igual nacionalistas (54,2%) y no nacionalistas (49,5%). El «No», sin embargo, crecería hasta el 6,7%, tres puntos por encima que en 1979 aunque 13 por debajo que el pasado ejercicio.

Estos datos podrían explicar el desinterés que existe entre la ciudadanía vasca por las propuestas presentadas por los grupos parlamentarios vascos en la Ponencia de Autogobierno. Concretamente, tres de cada cuatro consultados aseguró tener poco (33,4%) o ningún (40,7%) interés en el debate, mientras que el 22,7% manifestó que lo sigue con mayor o menor interés.

«No» a la independencia

Consultados por el sentido de su voto en un hipotético referéndum, los encuestados manifestaron un rechazo mayoritario a la independencia. El «No», algo menos movilizado que hace un año, alcanzaría el 39%, ocho puntos menos a favor de la abstención. El «Sí» se mantiene por debajo de un tercio de la sociedad vasca (31,9%), de forma que el empate técnico que se registró hace cuatro años se ha declinado en favor de los unionistas. Nacionalistas o no se muestran, claramente, definidos a favor (53,9%) y en contra (55,9%), respectivamente, al igual que lo hacen sus electorados (el 87,9% de EHB y, en menor medida, el 25,6% de Elkarrekin Podemos y el 21% del PNV a favor del sí y entre el 42,9% de EP y el 83,8% del PP por el no, pasando por el 48,3% del PNV, el 74,7% del PSE y el 34,7% de los abstencionistas).

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!