Donald Sutherland es leyenda en San Sebasti√°n

Donald Sutherland, leyenda del cine en San Sebasti√°n Fuente: AFP

SAN SEBASTI√ĀN, Pa√≠s Vasco.- Casi doscientos t√≠tulos entre largometrajes y series de televisi√≥n. Una impresionante galer√≠a de personajes, ya sea como protagonista o como actor de reparto, con los cuales ha brillado en los g√©neros m√°s variados, desde la ciencia ficci√≥n y el terror, hasta el drama, el thriller, la comedia o el cine b√©lico. Instalado con total justicia en la categor√≠a de leyenda, el canadiense Donald Sutherland recibi√≥ el jueves el Premio Donostia que le otorg√≥ el Festival de San Sebasti√°n, en reconocimiento al medio siglo de excelencia interpretativa.

Sutherland, a sus 84 a√Īos y con semejante historial cinematogr√°fico, asegura no poder elegir una favorita entre todas las pel√≠culas que lleva realizadas. “Es c√≥mo si me preguntaran cu√°l de mis cinco hijos es mi favorito; el resto se enfadar√≠a”, ironiz√≥ en su encuentro con la prensa internacional. Sin embargo, instantes despu√©s, reconoci√≥ que le encant√≥ trabajar a las √≥rdenes de Federico Fellini en Casanova. Claro que en una filmograf√≠a como la suya, dif√≠cil decidirse, cuando hay cl√°sicos como Los doce del pat√≠bulo, de Robert Aldrich; M.A.S.H., de Robert Altman; Gente com√ļn, de Robert Redford; Novecento, de Bernardo Bertolucci; Amenaza en la sombra, de Nicolas Roeg, con Julie Christie; Klute, de Alan Pakula, con Jane Fonda; o Space Cowboys, de Clint Eastwood, por citar apenas algunos ejemplos.

A San Sebasti√°n lleg√≥ con The Burnt Orange Heresy ( Una obra maestra), un thriller dirigido por Giuseppe Capotondi, en cuyo reparto figuran Mick Jagger, Claes Bang y Elizabeth Debicki. All√≠ Donald Sutherland es un misterioso pintor, cuyo mecenas (el personaje de Jagger), encarga el robo de uno de sus cuadros a una pareja. Por estos d√≠as est√° rodando junto a Nicole Kidman -en el papel de su padre- The Undoing, serie de seis episodios de HBO, que dirige Susanne Bier. Y tambi√©n act√ļa en Ad Astra, la pel√≠cula de ciencia ficci√≥n de James Gray, protagonizada por Brad Pitt.

“Lamentablemente no tengo mucho dinero, alimento muchas bocas y no me puedo jubilar. De todas formas actuar es mi gran pasi√≥n. El trabajo de un actor es siempre buscar el pr√≥ximo trabajo”, dice Sutherland, y admite que s√≥lo busca hacer pel√≠culas cuyos guiones lo enamoren. “Gracias a hacer tantos personajes he recibido mucha informaci√≥n, y el cine me permiti√≥ vivir una vida que nunca hubiera so√Īado”, agreg√≥ el actor, al que las j√≥venes generaciones de espectadores reconocen especialmente por su personaje del Presidente Snow, el gran villano en las cuatro adaptaciones cinematogr√°ficas de la popular saga futurista Los juegos del hambre, protagonizada por Jennifer Lawrence. “Me parece una actriz brillante”, se√Īal√≥ el actor canadiense, al tiempo que con cierta dosis de iron√≠a, reconoci√≥ haber aceptado ese personaje “porque me gust√≥ el guion, llamaba a la revoluci√≥n a los j√≥venes de Estados Unidos, pero lamentablemente no logramos que levantaran el culo del asiento”.

Donald Sutherland, emocionado por el reconocimiento Fuente: AFP

Aunque nunca fue nominado por ninguno de sus papeles a los premios de la Academia de Hollywood, en 2017 lo galardonaron con un Oscar honor√≠fico por toda su carrera. Mucho antes, en 1978 fue nombrado oficial de la Orden de Canad√°, donde tambi√©n le otorgaron hace poco el m√°ximo honor de su pa√≠s natal, compa√Īero de la Orden de Canad√°. Gan√≥ un Emmy y el Globo de Oro como mejor actor de reparto por su actuaci√≥n en el filme de HBO Ciudadano X, adem√°s de otro Globo de Oro por su retrato de Clark Clifford, asesor del presidente Lyndon B. Johnson, en el drama hist√≥rico Path to War, dirigido por John Frankenheimer. En 1983 fue designado Caballero de las Artes y Letras de Francia y en 2012 fue premiado con el m√°s alto honor del pa√≠s galo, Oficial de las Artes y las Letras.

A los 17 a√Īos sinti√≥ la necesidad de ser actor, en el seno de una familia que jam√°s hab√≠a pisado un teatro. “Mi padre me dijo que ten√≠a que ir a la universidad para tener un oficio, por si lo de la actuaci√≥n fallaba. Las matem√°ticas se me daban bien y me met√≠ a estudiar Ingenier√≠a, pero fracas√©. En verdad, nunca tuve la intenci√≥n de ser ingeniero”, recuerda Sutherland. “Me pas√© ocho a√Īos haciendo teatro antes de que me dieran un papel en televisi√≥n en 1960. Y despu√©s comenc√© a hacer cine, cuando se filmaba en celuloide y hab√≠a que cambiar el carrete de la c√°mara cada once minutos. Ahora se rueda en digital y no hace falta. No termino de adaptarme y no creo que nunca lo haga, pero me apasiona actuar y sigo leyendo guiones, buscando historias y personajes”, dijo este enorme camale√≥n de la actuaci√≥n, que acaba de ser reconocido con los m√°ximos honores en la 67¬™ edici√≥n de San Sebasti√°n.

Donald Sutherland, al momento de recibir su premio
Donald Sutherland, al momento de recibir su premio Fuente: AFP

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!