Domenico Dolce y Stefano Gabbana se desprenden de su tesoro inmobiliario

Domenico Dolce y Stefano Gabbana venden su lujosa villa en Stromboli, una de las m√°s bellas islas del espectacular archipi√©lago volc√°nico de las Eolias, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, situado al norte de Sicilia, en el mar Tirreno. Ha sido residencia veraniega desde los a√Īos noventa de los dos estilistas, que han organizado aqu√≠ grandes fiestas y han acogido a personajes famosos, entre ellos Madonna, Naomi Campbell y Tom Cruise. Stromboli se hizo c√©lebre en los a√Īos cincuenta despu√©s de que Roberto Rossellini rodara ¬ęStromboli: Tierra de Dios¬Ľ, con Ingrid Bergman, su compa√Īera durante varios a√Īos. Aqu√≠ naci√≥ su ardiente amor. Todav√≠a hay placas y fotos en la isla para recordar episodios de la pel√≠cula, y el local m√°s famoso es el bar Ingrid. La exclusiva de la venta la tiene la agencia Lionard Luxury Real State, en cuyo cat√°logo hay 2.829 propiedades inmobiliarias de lujo, con un valor medio de 4,93 millones de euros. El precio de la villa de los dise√Īadores es reservado, pero seg√ļn indiscreciones de algunos medios el valor est√° en torno a los 6,5 millones de euros. ¬ęLa propiedad -se lee en el anuncio de Lionard Luxury- goza de una posici√≥n √ļnica sobre el mar, con una vista impresionante tanto de la isla como del volc√°n¬Ľ. Violentas explosiones El Stromboli volvi√≥ a ser noticia en todo el mundo el pasado 3 de julio por una serie de violentas explosiones que se registraron en el cr√°ter del volc√°n, con una columna eruptiva de dos kil√≥metros de alto, con lapilli o peque√Īas piedras de diversos tama√Īos que causaron la muerte de un excursionista italiano y diversos incendios. Un centenar de turistas huy√≥ de la isla. El propio alcalde, Marco Giorgianni, declar√≥ que Stromboli parec√≠a ¬ęuna zona de guerra, un escenario post b√©lico¬Ľ, tras la explosi√≥n del volc√°n. Ahora son muchos los que piensan que Dolce y Gabbana habr√≠an puesto en venta su mansi√≥n por temor al Stromboli. Los estilistas han tenido que salir al paso de tales rumores: ¬ęIddu -‚Äú√Čl‚ÄĚ, as√≠ llaman al volc√°n los habitantes de la isla- habla siempre. Ning√ļn miedo si lo hace con voz m√°s o menos alta. Hace su escena. Es su belleza: una naturaleza muy fuerte, energ√©tica¬Ľ. Dolce y Gabbana, con gran amor por Sicilia, recuerdan algunos momentos emocionantes vividos junto al volc√°n: ¬ęMadonna hablaba -como todos- con Iddu. Lo oyes hablar, y cuando se calla est√°s deseando que vuelva a hablar con sus erupciones. El volc√°n te transmite energ√≠a, poder. Nunca hemos sentido miedo. Tom Cruise ped√≠a cada d√≠a hacer una excursi√≥n. Y todos enloquec√≠an, naturalmente, por la excursi√≥n vespertina con un barquito hacia la otra parte de la isla para contemplar la ‚Äúsciara di fuoco‚ÄĚ, el arroyo de fuego, antes de la habitual partida de cartas¬Ľ, manifiestan Dolce y Gabbana al ¬ęCorriere¬Ľ. Stromboli est√° en erupci√≥n continuamente desde hace m√°s de mil a√Īos, y sus fuentes de lava y fuego pueden ser vistos desde lejos, sobre todo por la noche. Por esta raz√≥n, este volc√°n es el faro del Mediterr√°neo, visto como un amigo por griegos y fenicios, romanos y cartagineses. Algo m√°s tranquilo Desmentido el rumor de que venden la propiedad por temor al volc√°n, Dolce y Gabbana explican las razones de la venta de su lujosa villa: ¬ęStromboli ha sido nuestro primer gran amor. La casa que compramos juntos cuando √©ramos j√≥venes, ahora ya somos mayores y se hace necesaria mucha energ√≠a para vivirla. Necesitamos algo m√°s tranquilo¬Ľ. Stefano Gabbana y Domenico Dolce – GTRES La villa no es exageradamente grande: poco m√°s de 500 metros cuadrados, de los que 235 corresponden a la vivienda, que tiene siete habitaciones, cada una con un color diverso; y 300 para jardines y terrazas y una playa privada. Dolce y Gabbana ampliaron tres veces la villa con sucesivas compras de casas t√≠picas. La primera parte de la vivienda se la vendi√≥ un artista suizo. ¬ęHemos llegado a acoger a 14 personas. Hemos hecho cientos de vacaciones. La hemos definido siempre como la casa de los salvajes, porque pod√≠amos movernos descalzos y hacer un tipo de vida, cada uno pod√≠a hacer lo que le viniera en gana, ya fuera desayunar con bollos o huevos y bacon. Siempre hab√≠a idas y venidas de amigos. Naomi Campbell habr√° venido decenas y decenas de veces . Aqu√≠ aprendi√≥ a nadar¬Ľ. Dolce y Gabbana reconocen que una parte de ellos quedar√° en su villa. La amueblaron con su inconfundible estilo D&G. Las puertas de entrada tienen los nombres de sus tres primeros perros: Lola, Dal√≠ y Rosa. Un lugar m√°gico y paradis√≠aco, al alcance de quien desee hacer una inversi√≥n de unos 6.5 millones de euros.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!