Dolores Delgado rectifica por quinta vez y dice que se refería a Marlaska, pero no a su condición sexual

El cerco sobre la ministra de Justicia, Dolores Delgado, empieza a hacerse cada vez más angosto. Si ayer el medio digital Moncloa.com desveló grabaciones de un encuentro entre Delgado, el exjuez Baltasar Garzón y el excomisario Villarejo, hoy han trascendido unos nuevos audios de esa cita en los que la ministra hace comentarios homófobas sobre su compañero de Gabinete, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Así las cosas, esta mañana, durante un desayuno informativo, Delgado se ha defendido asegurando que no hablaba de Marlaska, sino que se refería «a otra persona». Sin embargo, pocas horas después la ministra ha cambiado su versión. Justicia ha emitido un comunicado en el que se explica que Delgado sí se refería a Marlaska, pero no a la condición sexual del entonces juez de la Audiencia Nacional cuando le llamó «maricón» durante aquel encuentro en 2009.

«Respeto profesional y personal»

Desde la cartera afirman que durante esta comida, a la que acompañó al exjuez Baltasar Garzón, la entonces fiscal de la Audiencia Nacional sí se refería a su actual compañero en el Ejecutivo, al contrario de lo que ha dicho la ministra esta misma mañana. Aunque, precisan que esta palabra no hacía alusión a su condición sexual, sino que era una forma de hacer alusión a él, que ha sido sacada de contexto.

Tras los audios revelados por el digital Moncloa.com en la que se menciona a Grande-Marlaska, la titular de Justicia ha destacado en el desayuno informativo el «respeto profesional y personal» que tiene hacia él y ha recordado que les une una amistad desde el año 2004, ya que ambos coincidieron en la Audiencia Nacional.

Durante su intervención, Delgado ha reconocido que ya ha hablado con el ministro del Interior y se ha mostrado enfadada con el filtrado de estos audios, pues los considera un «ataque institucional». Es más, ha recalcado no están «completos», sino que son «trocitos, solapados, puestos, pegados».

Por su parte, Marlaska ha esquivado la situación y ha alegado que el Gobierno esta «fuerte» y «cohesionado», pese a las grabaciones aparecidas que muestra la relación entre la titular de Justicia, Dolores Delgado, y el excomisario José Manuel Villarejo, y ha evitado entrar a valorar el fondo de la cuestión, según informa Ep.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!