Descubren dos nuevos genes implicados en la enfermedad de Alzheimer

Una investigación de la Fundación ACE y el Instituto Catalán de Neurociencias Aplicadas y financiada por La Caixa, Grifols, la Fundación ACE y el Instituto de Salud Carlos III, ha descubierto dos nuevos genes, uno relacionado con el colesterol y otro con las neuronas, implicados en la enfermedad de Alzheimer. Aunque serán necesarios estudios posteriores para corroborarlo, los nuevos genes podrían estar relacionados con la enzina que sintetiza el colesterol y con el proceso de muerte neuronal, respectivamente.

Los resultados del estudio, que publica la revista «Alzheimer’s & Dementia: The Journal of the Asociación de Alzheimer», permitirá, según los investigadores, desarrollar nuevas estrategias según el tipo de diagnóstico de la enfermedad.

«Único en el mundo»

«Este estudio es el único en el mundo hasta ahora que puede dar estos resultados, precisamente porque la calidad y homogeneidad de las muestras nos permite ir mucho más allá», señala el doctor Agustín Ruiz, responsable de investigación de la Fundación ACE e investigador principal del proyecto.

El trabajo, que forma parte del proyecto GR@ACE (Genomic Research At Fundación ACE), que ha analizado el genoma de 12.368 personas, 6.063 de ellas con Alzheimer, ha permitido, asimismo, identificar tres categorías de genes implicados en la enfermedadde Alzheimer.

La calidad y la homogeneidad de las muestras, recogidas por el mismo equipo desde el año 2004, ha permitido obtener «resultados muy relevantes y que serán clave para el diseño de nuevas estrategias y el impulso de terapias combinadas para tratar la demencia», según informa ACE.

Los investigadores de la Fundación están liderando un proceso clínico interdisciplinar en el que, además de hacer un diagnóstico también asignan una clasificación técnica dentro del diagnóstico del mal de Alzheimer que tiene que ver con la mayor o menor probabilidad de que la persona pueda sufrir otra demencia, además de ésta.

Tres categorías de genes

Teniendo en cuenta el diagnóstico del alzhéimer y la probabilidad de sufrir otro tipo de demencia simultáneamente, han generado grupos de pacientes para estudiar su genética, lo que ha hecho posible distinguir tres categorías.

La primera, es la de los genes que son estables y el efecto se mantiene igual en todos los grupos, mientras que los genes de la segunda categoría refuerzan su efecto en los grupos de pacientes que tienen alzhéimer y que no tienen ninguna otra demencia implicada. Los de la tercera categoría muestran más efecto en las muestras de aquellas personas que, a pesar de tener la enfermedad, su diagnóstico indica que podría sufrir además otra demencia.

Esta distinción del comportamiento de los genes, según los investigadores, permitirá adaptar las estrategias de tratamiento al tipo de diagnóstico de cada persona y posibilita a los científicos distinguir el área del genoma donde actúan estos genes.

Así, los resultados de la categorización han evidenciado la relación del sistema inmune con todos los grupos de muestras de alzhéimer y la presencia destacada de los procesos vasculares.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!