Desafío. Joaquín Díaz Bonilla y el reto de llevar la 10 de Jaguares…¿y de los Pumas?

Joaquín Diaz Bonilla en el partido de Jaguares contra Lions Crédito: Villarpress

Esperó una eternidad para estar en esta situación, y ahora, en una ráfaga debe sacar a relucir toda su capacidad para llegar al objetivo máximo. Luego de dos años en los que casi no tuvo acción, Joaquín Díaz Bonilla picó en pole position para reemplazar a Nicolás Sánchez con la camiseta Nº 10 de Jaguares y convertirse en su alternativa como apertura en los Pumas, con el Mundial de Japón como meta.

“Todo jugador que está acá tiene ese objetivo”, admite Tito. “Es el sueño de toda mi vida, no de ahora. Pero tengo un camino que transitar y la cabeza está puesta en otro lado”, añade. Ese lugar es Jaguares y ese camino es el Súper Rugby 2019. Aun sin mostrar todo aquello de lo que es capaz, estuvo a la altura en el debut, frente a Lions, y este sábado tendrá un nuevo examen en el exigente compromiso contra Bulls, a las 18.40 en Vélez.

La ida de Sánchez al rugby francés, más el retiro de Juan Martín Hernández , generó un vacío en el puesto, cuya vacante era una incógnita al final de 2018. Díaz Bonilla parecía la opción lógica, pero hasta la penúltima fecha había jugado apenas 10 minutos (ante Waratahs). La gran chance llegó en la gira por Europa en noviembre. El apertura debutó con la camiseta de los Pumas ante Irlanda y fue titular frente a Barbarians en Twickenham, donde terminó de convencer a los entrenadores de que tenía pasta para ese nivel.

“Fue duro jugar poco el año pasado, pero es parte del profesionalismo. Traté de mejorar las cosas que no tenía tan ajustadas, laburando y dando siempre un poco más”, reconoce Tito. “Todo el sacrificio que hacemos en algún momento paga. Se hizo esperar, pero terminé viajando a la gira de noviembre de los Pumas y eso fue espectacular. Terminar jugando el último partido fue muy gratificante para mí. Todo lo que pasó tiene que servir para este año”, sostiene quien este sábado tendrá al lado a un debutante en Jaguares: Tomás Cubelli.

Fuente: LA NACION РCr̩dito: Ricardo Pristupluk

A los 29 años, Díaz Bonilla está ante la gran oportunidad de su vida. Pero por mucho que haya logrado y por cerca que esté, todavía le falta la parte más difícil, los últimos metros de cuesta antes de llegar a la cima. Cada partido es una prueba de fuego para Tito. Atrás hay otros jugadores que vienen pidiendo pista. El polifuncional Juan Cruz Mallía aparece hoy como primera alternativa en su puesto. Santiago González Iglesias, aunque preferido como Nº 12, cumple cada vez que entra. Más lejos, Domingo Miotti no está exento en la consideración y este sábado tendrá acción en Argentina XV (11.40 vs. Uruguay en Vélez, con entrada libre). En ese equipo se lució, en las dos primeras fechas del Americas Rugby Championship, Martín Elías. Y en Francia hay jugadores de primer nivel mundial, como Benjamín Urdapilleta y Patricio Fernández, a los que se puede echar mano como última opción.

Además de la mayor experiencia con la camiseta naranja y negra, Díaz Bonilla tiene virtudes que le permiten estar hoy un paso al frente en esa carrera que desemboca en Japón. Su mayor activo es la visión de juego, tanto para inmiscuirse en agujeros que provoca en la defensa como para generar espacios para sus compañeros; también a la hora de ejecutar patadas tácticas. Además, tiene buena efectividad ante los palos (4/4 contra Lions). La defensa es el aspecto que más debe corregir, pero el 10 ha mostrado grandes progresos en la segunda parte de 2018.

Tito Díaz Bonilla con Jero de la Fuente, capitán de Jaguares
Tito Díaz Bonilla con Jero de la Fuente, capitán de Jaguares Crédito: Prensa Jaguares

Díaz Bonilla prolonga la gran estirpe de aperturas surgidos de Hindú, dos de los cuales son sus entrenadores en Jaguares: Gonzalo Quesada y Juan Fernández Miranda, su mentor a lo largo de toda su trayectoria en el plantel superior, como compañero primero y como director técnico en los últimos años.

“Que sean de mi club no cambia absolutamente nada. Son dos tipos muy profesionales y no tiene ninguna ventaja ni desventaja”, aclara Tito. “Lo que sí es bueno es que jugaron como aperturas y saben mucho de esa posición. En ese sentido trato de aprovecharlos mucho: hablar de cada situación, de cada detalle del juego. Cuando tengo dudas trato de charlar con ellos para salir de esas situaciones de la mejor forma. Está bueno aprender de ellos”, detalla.

Bulls y Pollard, otro examen

El estreno, frente a Lions, dejó en Jaguares un sabor amargo. Fue un partido durísimo con el trisubcampeón que dejó la sensación de que se escapó por errores propios. Errores que no podrán repetirse hoy ante Bulls, un equipo que empezó en gran forma (40-3 a Stormers) y que se reforzó con springboks de primera línea, como Duane Vermeulen y Schalk Brits, que se sumaron a Lood de Jager y Trevo Nyakane para configurar un pack de peso.

“Tenemos que mantener las cosas buenas del partido pasado. La defensa fue buena”, comenta Díaz Bonilla. “Sabemos que los rivales de este fin de semana son más frontales y van a tratar de venir por ahí. Tenemos que hacer buen uso de nuestra defensa para recuperar la pelota. Después, en el ataque tenemos que cuidar la posesión. La limpieza de los rucks es un punto por mejorar; nos pescaron muchas pelotas y les dimos penales. En cuanto a las formaciones fijas, tuvimos buenas y malas; mejorarlas es uno de los objetivos. Tenemos que buscar el triunfo de entrada. No esperar nada de ellos, sino salir a proponer nosotros”, analiza.

Tito tendrá un duelo personal contra Handré Pollard, el apertura de Sudáfrica. Enfrente también estarán el centro Jesse Kriel, el fullback Warrick Gelant y el wing Rosko Speckman, un viejo conocido de los argentinos, de la época de la Copa Vodacom, y figura reciente del Circuito Mundial de seven. Será un compromiso de altísimo riesgo y que conlleva cierta obligación de empezar a sumar puntos en casa antes de que el equipo salga de gira y empiece la rotación de jugadores.

Jaguares ganó las dos veces en que se enfrentó con Bulls en Buenos Aires: 29-11 en 2016, con una batalla ganada por los forwards argentinos en una noche lluviosa, como podría ser esta, y 54-24 en 2018, en una de las mejores actuaciones del equipo dirigido por Mario Ledesma. Pero el conjunto de la UAR también llegaba invicto ante Lions en Vélez, lo que convierte en inocuos estos antecedentes.

Para Díaz Bonilla se trata de una chance más de disfrutar de su gran momento, un desafío más con miras a objetivos más encumbrados que se aproximan. La oportunidad se hizo esperar, pero llegó y el 10 quiere exprimirla al máximo.

Las formaciones para la 2ª fecha

  • Jaguares: Joaquín Tuculet; Bautista Delguy, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente (capitán) y Ramiro Moyano; Joaquín Díaz Bonilla y Tomás Cubelli; Marcos Kremer, Javier Ortega Desio y Pablo Matera; Tomás Lavanini y Guido Petti Pagadizábal; Santiago Medrano, Agustín Creevy y Mayco Vivas.
  • Entrenador: Gonzalo Quesada.
  • Suplentes: Julián Montoya, Juan Pablo Zeiss, Enrique Pieretto, Matías Alemanno, Rodrigo Bruni, Martín Landajo, Juan Cruz Mallía y Matías Moroni.
  • Bulls: Warrick Gelant; Cornal Hendricks, Jesse Kriel, Burger Odendaal y Rosko Specman; Handré Pollard y Embrose Papier; Hanro Liebenberg, Duane Vermeulen y Ruan Steenkamp; Lood De Jager (capitán) y Jason Jenkins; Trevor Nyakane, Schalk Brits y Lizo Gqoboka.

  • Entrenador: Pote Human.
  • Suplentes: Corniel Els, Simphiwe Matanzima, Dayan Van der Westhuizen, Eli Snyman, Thembelani Bholi, Ivan Van Zyl, Manie Libbok y Dylan Sage.
  • Inicio: 18.40.

  • TV: ESPN 2 y ESPN Play.
  • Estadio: José Amalfitani, Buenos Aires.
  • Árbitro: Brendon Pickerill (Nueva Zelanda).

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!