Denuncian discriminación en un bar de Guardamar que se negó a servir a un grupo de discapacitados

La Asociación Pro Deficientes Psíquicos de Alicante (APSA) ha denunciado este lunes que un bar de Guardamar del Segura ha rechazado atender a un grupo de 33 discapacitados que pidió, sin conseguirlo, bebidas y bocadillos.

Una portavoz de APSA ha relatado a Efe que ayer, domingo, la asociación organizó una salida, igual que hace habitualmente los fines de semana a distintos puntos de la provincia de Alicante, y que en esta ocasión se programó viajar a Torrevieja.

Antes de alcanzar esta ciudad, el autobús paró en Guardamar y la mayor parte del grupo de 33 discapacitados psíquicos y 7 voluntarios técnicos se sentó en la terraza de un bar y pidieron refrescos.

Sin embargo, el personal del establecimiento adujo que no había bebidas para todos, a lo que se sumó que cuando uno de los discapacitados pidió un bocadillo, se le respondió que tampoco había pan.

El grupo se marchó a un parque cercano pero poco después una de las voluntarias entró al mismo bar y pidió un bocadillo y le dijeron que sí tenían, e incluso se lo sirvieron.

“No les quisieron atender, recibieron un trato discriminatorio y en APSA estamos entre la incredulidad y la indignación”, ha señalado la portavoz de la asociación.

Ha añadido que APSA no tiene previsto denunciar ante la Justicia lo ocurrido sino que se conozca públicamente porque creen que “en estas situaciones lo más importante es la repercusión y que se cree una conciencia para que esto no vuelva a suceder“.

La misma portavoz ha puntualizado que este tipo de discriminación no se suele dar y que, afortunadamente, lo sucedido en el bar de Guardamar es “una excepción” dado que las personas con discapacidad “están incluidas e integradas en la sociedad”.

Por su parte, Efe ha intentado contactar telefónicamente con los responsables del bar, aunque sin éxito.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!