Denuncian a un presunto estafador de hombres adinerados en el ámbito gay que actúa dentro y fuera de España

Las páginas de contactos de las redes sociales facilitan hoy en día posibles encuentros de todo tipo, algunos afortunados y otros que acaban en denuncias. Así ha ocurrido en el caso de una víctima de una presunta estafa, el español Daniel Vallejo, que vive en Mallorca y que ha denunciado a Neyeston N. C., originario de Venezuela, por supuestamente haberse apropiado de unos 4.000 euros suyos.

Vallejo presentó ante la Guardia Civil una primera denuncia por hurto, que luego amplió con otra por estafa. Al parecer, habría más víctimas de aquel supuesto estafador, dentro y fuera de España, en su mayoría hombres adinerados. La Guardia Civil ha dictado ya una orden de búsqueda y detención del sospechoso. Vallejo trabaja como maître en un complejo hotelero ubicado en el norte de Mallorca y tiene en la actualidad una posición económica desahogada. Según ha explicado este lunes a ABC, contactó con Neyeston el pasado 8 de mayo en un chat para conocer posibles parejas en el ámbito gay. «En aquel momento él vivía en Colombia, si bien es de origen venezolano», recuerda. Se presentaba como modelo y bailarín. «Poco a poco me fue camelando, diciéndome que se había enamorado de mí y que quería que nos casáramos», añade.

Tras varias semanas de intercambio de mensajes, Vallejo decidió pagarle a Neyeston el billete de avión para venir a España, que costó 990 euros, y le propuso que una vez que estuviera ya en Mallorca ambos vivieran en su apartamento. Antes del viaje, Vallejo le había enviado además 840 euros a su nueva pareja, dinero que no habría podido utilizar ya que, según dijo, se lo habían robado poco después. La llegada de Neyeston a nuestro país se produjo el 22 de julio. «Ya en la isla, su carácter cambió, se volvió distante», lamenta el joven maître. De hecho, no llegaron a tener relaciones íntimas durante las cinco semanas que finalmente convivieron en su apartamento. La frialdad percibida en julio y el progresivo distanciamiento notado en agosto dieron paso a las sospechas de que algo extraño podía estar sucediendo.

Crecientes sospechas

A finales de agosto, Vallejo se dio cuenta de que Neyeston habría estado enviando al extranjero dinero suyo, que guardaba confiadamente en los cajones de su apartamento. «El 30 de agosto descubrí, mirando su teléfono móvil, que había estado mandando dinero mío a su pareja actual, que vive en Argentina», denuncia. También habría enviado dinero suyo a Madrid y a Colombia a lo largo de todo el mes de agosto. En total, serían unos 3.000 euros entre los tres destinos. «Le pedí explicaciones y no me quiso dar ninguna explicación, me comentó que tenía migraña y que no quería hablar», recalca Vallejo.

Un día después, el 31 de agosto, ya lleno de dudas, Vallejo optó por publicar en Instagram y en Facebook una fotografía en la que aparecía junto a Neyeston. «Entonces empezaron a escribirme otros estafados, desde ciudades de Estados Unidos, Colombia, Venezuela o España», afirma. El 1 de septiembre, Vallejo y Neyeston apenas hablaron durante todo el día. Finalmente, el 2 de septiembre —domingo— todo se aceleró. «De madrugada vi que él había hecho las maletas y que me había quitado el móvil, el DNI y el dinero que en esos momentos tenía en casa, que eran unos 1.000 euros», especifica. Esos 1.000 euros, sumados a los 3.000 ya citados, sumarían un total de unos 4.000 euros.

«Cuando se lo quise impedir, empezó a gritar y a romper cosas de mi apartamento, amedrentándome y amenazándome», recuerda. Ante el cariz que estaba tomando la situación, Vallejo dejó que Neyeston finalmente se fuera de su casa. Ese mismo día, acudió a la Guardia Civil y presentó una denuncia por presunto hurto, que posteriormente amplió el 8 de septiembre con otra por supuesta estafa. La Guardia Civil dio traslado de la denuncia a la Justicia, que citó a Neyeston. Al no haberse presentado ante el juez, se dictó una orden de búsqueda y detención del sospechoso, que en estos momentos sigue aún vigente.

Diversas víctimas

Vallejo explica que ya ha contactado a través de internet con otras posibles víctimas de Neyeston, en concreto en Valencia, Madrid, Nueva York o la ciudad colombiana de Barranquilla. En el caso de la presunta víctima de Madrid, el sospechoso le habría pedido que le enviase dinero para poder recibir un tratamiento médico por un supuesto cáncer. Por lo que respecta al residente colombiano presuntamente timado en Barranquilla, le habría enviado al hoy sospechoso unos 5.000 euros. Por último, el supuesto estafado que vive en Nueva York le mandó al modelo y bailarín venezolano unos 4.000 dólares para que montase un carrito de venta de perritos calientes.

En España Neyeston no cuenta con antecedentes penales, pero Vallejo afirma que sí los tendría en Venezuela, en donde constaría como prófugo y como hombre buscado por la ley. Vallejo recalca que una dificultad para poder encontrarle sería que «se hace llamar de varias maneras» en las redes sociales. «Yo creo que aún se encuentra en Mallorca y que ahora está trabajando como escort», concluye.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!