Debra Messing anunció la temporada final del revival de Will & Grace

La serie se despedirá de la pantalla chica en el 2020

Se viene el final definitivo de Will & Grace, y sus actores lo anunciaron con una mezcla de emociones. La temporada número 11 de la serie -y la tercera del revival-, se podrá ver en la pantalla chica en el 2020; según anunciaron desde NBC, la decisión se tomó en conjunto entre el equipo creativo y el elenco.

“A los mejores fans DEL MUNDO, queremos decirles que esta será la última temporada del revival. El equipo creativo se juntó y entre todos coincidimos de que este era el momento”, escribió Debra Messing , la protagonista, en su cuenta de Instagram. “Fuimos muy afortunados de tener la oportunidad de reunirnos y hacer el show nuevamente. Se suponía que solo serían 10 episodios, pero gracias a ustedes, los fans, terminaron siendo tres años. ¡Qué milagro! Estamos todos comprometidos a que esta sea la mejor temporada de todas, y a cerrar la historia de Will, Grace, Jack y Karen de una forma en que se sienta significativa y correcta”, agregó, junto a dos fotos que daban cuenta de la tristeza y de la alegría que sienten frente a esta inminente despedida.

La noticia se difundió después de que se dieran a conocer los números de la última temporada, en dónde la serie perdió casi la mitad de sus espectadores. Además, los actores incrementaron sus salarios, llevando a 2 millones de dólares el costo por episodio.

“Cuándo NBC tuvo la oportunidad de reconectar a este maravilloso elenco y equipo creativo, no dudamos en hacerlo. El impacto y el legado de Will & Grace no se puede subestimar, produjo un gran cambio en la forma en que se percibe a la comunidad LGBTQ y es una de las mejores comedias de la historia de la televisión”, dijeron desde el canal, agradeciendo a todos los que fueron parte del proyecto.

En el 2017, el equipo aceptó el desafío de reflotar la historia de los amigos y roommates Will Truman (Eric McCormack) y Grace Adler (Debra Messing) -él, abogado, gay, comprensivo y algo maniático; ella, diseñadora de interiores, heterosexual, enérgica y algo neurótica- en un mundo muy diferente al que ayudaron a cambiar: un nuevo contexto político, luego del triunfo de Donald Trump y sus ataques a la comunidad LGBTQI, notables cambios culturales en relación a la experiencia gay de las nuevas generaciones, y radicales transformaciones en el consumo de las series con el auge de los contenidos por streaming.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!