De Salamanca a la Antártida

ABC

Un equipo de siete militares del Regimiento de Especialidades de Ingenieros número 11 (REI 11), con sede en Salamanca, conformará la primera unidad del Ejército de Tierra en la Antártida, donde trabajará en la reparación de un muro de la Base Antártica Española «Gabriel de Castilla».

Según la información facilitada a Europa Press, la presencia de los militares servirá para «reparar y perfeccionar el muro de contención que protege la base Antártica Española», cuya línea de costa «se está degradando debido a los efectos de las corrientes marítimas».

«Gabriel de Castilla» constituye la representación de España en la Antártida y es «un símbolo de las capacidades del Ejército de Tierra (ET) y de su personal para desempeñar misiones a gran distancia, en condiciones climatológicas extremas y en cooperación con sectores muy diversos de la sociedad, como investigadores, científicos y universidades», según han destacado desde Defensa.

La zona de vida e investigación de la base se ha visto «seriamente amenazada» por la disminución de la orilla «de un tiempo a esta parte». Por ello, estos siete militares van a viajar al continente blanco para realizar los trabajos de mejora.

El Ejército de Tierra ha designado, para llevar a cabo los trabajos de acondicionamiento y protección de la línea de costa, al regimiento salmantino, unidad militar integrada en el Mando de Ingenieros (MING). Para la preparación, los responsables han utilizado orto-fotografías, imágenes tomadas vía satélite y estudios de calidad de suelo y sedimentación tipo radar, a través de «sistemas punteros en el ámbito de investigación científica, desarrollados por el Centro Geográfico del Ejército de Tierra, y en fase de experimentación por parte del Arma de Ingenieros».

Minimizar la «huella logística»

En base a los estudios técnicos realizados, el equipo del REI 11 desplegará en el continente antártico y durante la ejecución de los trabajos de construcción diseñados, el jefe del equipo, además, pondrá en práctica «nuevos métodos que facilitan la eficiencia energética» según lo contemplado en el Plan de experimentación de la Fuerza para el horizonte 2035 y con el compromiso de minimizar la «huella logística» en la isla donde se sitúa la base.

No es una misión más, pues ha de tenerse en cuenta las condiciones extremas y particulares en las que va a llevar a cabo. Con el fin de prepararse, el equipo, integrado en la Campaña Antártica, se ha estado adiestrando en Montelarreina (Zamora), una instrucción que ha sido ejecutada con el doble objetivo de «comprobar los rendimientos del personal y del material y afianzar los procedimientos de mejora que se llevarán a cabo en los futuros trabajos de la Base Antártica Española».

Con este despliegue, el MING ha tenido presencia en cinco continentes, tras haber participado en varios escenarios como Kosovo, Afganistán, Centroamérica o Malí, entre otros, según ha recordado el Regimiento en Salamanca.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!