de olvidado por Simeone a estrella en Mónaco

Gelson Martins lleva un a√Īo tremendamente agitado. En verano, las amenazas de los ultras del Sporting de Portugal tras quedarse el club fuera de la Champions le llevaron a rescindir su contrato con el club lisboeta de forma unilateral. Con la carta de libertad lleg√≥ al Atl√©tico como una petici√≥n expresa de un Diego Simeone quien, rendido a la velocidad y al regate del extremo, le vio encaje en el Atl√©tico.

Con polémica, pues el Sporting decidió llevar el fichaje ante la FIFA, Gelson fue presentado a finales de julio junto con Kalinic. Pronto comprobó la dureza que conllevaba su elección por el Atlético. Su físico no le daba para el extenuante desgaste defensivo que implicaba ocupar una de las bandas, así que Simeone prefirió utilizarse como delantero, una posición en la que Gelson tampoco se encontró cómodo.

El portugués salió como suplente en los dos primeros partidos de Liga, pero a partir de ahí sus apariciones fueron cada vez más testimoniales e intrascendentes.

Gelson se convirti√≥ en uno de los descartes habituales cuando las lesiones a√ļn no hab√≠an asolado a la plantilla rojiblanca. En la Copa del Rey, ante el Sant Andreu, marc√≥ su √ļnico gol con el Atl√©tico.

Llegó enero, y comenzó a hablarse de la posibilidad de la llegada de Morata. Kalinic fue el primer nombre que los medios pusieron en la rampa de salida, pero a los pocos días se hablaba más de Gelson.

El 27 de enero, a pocos d√≠as para el cierre del mercado, el Atl√©tico hac√≠a oficial la cesi√≥n de Gelson al M√≥naco. All√≠, Gelson ha sido otro muy distinto al que se ha podido ver en el Metropolitano. Sus n√ļmeros lo dicen todo: cinco partidos, cuatro de Liga y uno de Copa, con tres goles y tres asistencias.

Gelson dio dos pases de gol ya en su debut, y acumula tres semanas seguidas marcando en un equipo que hace bien poco estaba deshauciado y que est√° renaciendo con el regreso de Jardim al banquillo. Con Gelson en el campo, el M√≥naco ha sumado 10 de los √ļltimos 12 puntos y ha escapado de los puestos de descenso, que ahora ve a cinco puntos de distancia. El M√≥naco, l√≥gicamente, ya ha preguntado a los dirigentes del Atl√©tico por el precio de un traspaso definitivo. Pero hay un problema. El caso de su fichaje sigue en manos de la FIFA, organismo que decidir√° en √ļltima instancia cu√°nto debe pagar el Atl√©tico, si es que debe pagar algo, al Sporting. Por eso no se incluy√≥ en su d√≠a una opci√≥n de compra. y esa ser√° la principal traba tambi√©n para el traspasp definitivo del jugador.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!