De los lectores: cartas & mails

Juicios por corrupción

El √ļltimo lunes, en el programa del periodista Carlos Pagni, el exembajador ante el Vaticano Eduardo Vald√©s, con el mismo tono conciliador con que se expresan los kirchneristas m√°s h√°biles que buscan cuidar los votos, expres√≥ su deseo de que el papa Francisco nos visite el pr√≥ximo 8 de diciembre, D√≠a de la Virgen, que asista a la transmisi√≥n de mando y que con su sola presencia se cierre la famosa grieta.

A esta altura de los hechos me pregunto si para lograrlo nos invitar√°n a hacer borr√≥n y cuenta nueva, y se otorgue a los enjuiciados por corrupci√≥n un certificado de buena conducta. Quiera Dios, por el bien de la Rep√ļblica, que podamos seguir confiando en la Justicia como muy acertadamente se√Īalaran hace pocos d√≠as dos lectores en esta secci√≥n.

María Teresa A. Craviotto

DNI 3.614.126

Gestos de grandeza

He le√≠do, como todos los s√°bados, las agudas reflexiones de Eduardo Fidanza sobre la pol√≠tica argentina. El tema del s√°bado pasado fue la insensatez de nuestros pol√≠ticos que “jugaron a la grieta, insensibles frente a la amenaza de una crisis econ√≥mica que, adem√°s de profundizar el sufrimiento social, amenazar√≠a la gobernabilidad”. ¬ŅSer√°n capaces nuestros dirigentes de comprender que no pueden seguir “jugando en el bosque mientras el lobo no est√°”? Coincido con Fidanza en “que la Argentina ya no tolera m√°s grietas”. Esto me trae a la memoria los versos de Mart√≠n Fierro: “Los hermanos sean unidos,/ porque esa es la ley primera;/ tengan uni√≥n verdadera/ en cualquier tiempo que sea/ porque si entre ellos pelean/ los devoran los de ajuera”. Definitivamente, el pa√≠s necesita gestos de grandeza de toda nuestra dirigencia: un di√°logo respetuoso en el marco de las diferencias y propuestas constructivas de pol√≠ticas p√ļblicas pensando en el largo plazo y en el bien de todos.

Antonio O. Donini

DNI 2.787.609

Lavagna

En su carta, el candidato Alejandro Rodr√≠guez se pregunta si el Presidente hab√≠a cometido un error o una provocaci√≥n al sumarse a la movilizaci√≥n del 24 y no desautorizarla. Quiero decirle, en primer t√©rmino, que no est√° dentro de las posibilidades del Presidente y candidato asumir esa actitud. Ello es as√≠ porque nadie le pidi√≥ autorizaci√≥n. Por otra parte, contrariamente a lo manifestado, en la marcha nadie tild√≥ a los opositores de enemigos de las instituciones democr√°ticas, s√≠ creemos que el se√Īor presidente representa valores republicanos que defendemos, y por eso fuimos. La presencia del presidente/candidato en la Casa de Gobierno solo ocurri√≥ al finalizar y con la sola intenci√≥n de agradecer el apoyo brindado. Aprovecho la oportunidad para recordarle que en las elecciones de 2007, el se√Īor Lavagna sac√≥ el 16,91% de los votos, que sumados al 23,5 de la doctora Carri√≥, hubiera permitido que ella llegara a una segunda vuelta. Pasadas esas elecciones, en febrero de 2008, Lavagna se reuni√≥ con Kirchner con la finalidad de reorganizar el Partido Justicialista. Claramente en esos comicios fue funcional al partido del que hab√≠a sido parte del gobierno. Este antecedente me permite colegir que quien vota al partido de Lavagna, en definitiva vota por Fern√°ndez-Fern√°ndez. Quienes lo voten tienen derecho a saberlo.

Eugenio José Raffo

DNI 8.275.624

Piqueteros

El miércoles pasado, la estación Constitución fue inundada de piqueteros que entorpecieron la circulación de todos los que desde temprano ingresaban a la ciudad a trabajar. Una amiga que llegó dos horas tarde a su trabajo me contó que les preguntó a algunos de los manifestantes de dónde eran. Bolivianos casi todos. No sabían por qué estaban ahí. Ese dato no lo vi comentado en los medios, y no es menor. Gente pagada, llevada sin saber por qué va.

Inés Amadeo

DNI 13.275.389

Cadenas del odio

El miércoles 21 pasado, el Ejército y el Gobierno rindieron homenaje al coronel Larrabure y a otros militares caídos en ataques guerrilleros, reconociéndolos como héroes, por haber ofrendado su vida por la patria. Esta reivindicación, si bien tardía, resulta un gran avance hacia la necesaria concordia nacional.

Las sentidas palabras del jefe de Estado Mayor del Ej√©rcito, teniente general Pascualini, recogidas en la elocuente nota de Mariano de Vedia, publicada al d√≠a siguiente, tanto como los t√©rminos de la carta del obispo castrense monse√Īor Guillermo Olivera, publicada en esta columna el domingo pasado, resultan un importante aporte en orden a romper las cadenas del odio, que atenazan a los argentinos. Este reconocimiento tendr√≠a que ser una pol√≠tica de Estado, afirm√≥ el obispo, y como corolario, agregamos nosotros, deber√≠an concluir los juicios de la venganza que mediante la demolici√≥n de los principios m√°s b√°sicos del derecho, llevaron a la c√°rcel a m√°s de dos mil presos pol√≠ticos, que son tales por cuanto su encierro obedece a una voluntad pol√≠tica e ideol√≥gica, que los ha condenado a muerte, sin que les quepa ninguno de los derechos y garant√≠as constitucionales que rigen para cualquier habitante de la Naci√≥n. Ya han muerto 530 en cautiverio, √ļltimamente a raz√≥n de dos por semana.

Alberto Solanet

Presidente de la Asociación de Abogados por la Justicia y la Concordia

Carlos Bosch

Secretario

Veredas y rampas

Soy un hombre de 90 a√Īos y estoy discapacitado, por lo cual uso silla de ruedas. Esta situaci√≥n me hace reclamar ante las grandes obras realizadas que no se olviden de las personas mayores y las disminuidas f√≠sicamente, expuestas a ca√≠das y lesiones por el estado de las veredas y rampas. El jefe de gobierno de la Ciudad Aut√≥noma de Buenos Aires ha dicho que recorre diariamente la ciudad. Ser√≠a oportuno entonces que le indique al responsable de esta situaci√≥n, para que la resuelva a la brevedad. Mayores y discapacitados, agradecidos.

Antonio Alberto

DNI 4.490.967

En la red

Facebook

Campanella, contra la marcha de Grabois: “Tiene que pagar o extorsionar para hacer un acto”

  • “Cu√°nta raz√≥n ten√©s Campanella, as√≠ es, las marchas de Grabois son forzadas” – √Āngela de Benedetti
  • “Siempre fue y ser√° as√≠. √Čl, como hombre joven y dilecto hijo del Papa deber√≠a estimular a esa juventud al estudio o al trabajo, no a ser reba√Īo” – Mar√≠a Elena Soria
  • “Tiene que pagar… al gobierno de la ciudad por los da√Īos causados” – Adriana C√°ngaro

Los textos destinados a esta secci√≥n no deben exceder las 15 l√≠neas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, tel√©fono y n√ļmero de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podr√° seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la direcci√≥n: Av. del Libertador 101, Vicente L√≥pez (B1638BEA)

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!