De los lectores: cartas & mails

Carta de la semana

Orwell, en el avión

En estos d√≠as algunos pilotos emiten mensajes pol√≠tico-sindicales a los pasajeros dentro de sus respectivos aviones, sabiendo que especialmente en el gremio aeron√°utico las normas son fundamentalmente establecidas para y por la seguridad del vuelo y su pasaje. Ante esto, pregunto: ¬Ņqu√© le ocurrir√≠a a alg√ļn pasajero que deje de cumplir alguna de las tantas normas establecidas cuando est√° dentro del avi√≥n, es decir, si no apaga el celular, no se pone el cintur√≥n de seguridad, se pone de pie cuando los indicadores lo impiden, camina por el pasillo en el momento en que el avi√≥n despega o aterriza, si fuma, etc.? En este caso, como en tantos otros que podr√≠amos ejemplificar, al pasajero lo estar√° esperando personal de la Polic√≠a Aeron√°utica en la misma puerta del avi√≥n al desembarcar. La denuncia del hecho la formular√≠a el propio piloto, el mismo que por cuestiones pol√≠tico-sindicales-personales decidi√≥ no cumplir con alguna de las tantas normas y procedimientos a los que est√° m√°s obligado a cumplir y respetar que el pasajero, porque es su responsabilidad profesional.

Esto concluye que la famosa frase que George Orwell escribi√≥ hace m√°s de 80 a√Īos en su Rebeli√≥n en la granja: “Todos los animales son iguales, pero algunos animales son m√°s iguales que otros” sigue m√°s vigente que nunca.

Fernando Orti

DNI 11.467.067

No los aplaudan

Con mucha atenci√≥n vi un video en el cual un comandante de un avi√≥n les cuenta a los pasajeros el desmantelamiento de la empresa, la p√©rdida de rutas y los puestos de trabajo. Al finalizar muchos de los pasajeros aplauden. Sepan que a quienes aplauden son simplemente a los que no dudan en dejarlos varados al principio o en el medio de un viaje. Pilotos, copilotos, azafatas, comisarios de abordo, personal de rampa y dem√°s integrantes de la l√≠nea a√©rea de bandera no dudaron y no dudar√°n en frustrar un viaje nuestro. Adem√°s de no aplaudirlos, deber√≠amos no saludarlos al subir o al bajar del avi√≥n. Que les quede claro la incertidumbre que nos generan cada vez que tenemos que viajar. Impunemente frustraron y amenazan con seguir frustrando los justos motivos por los que la gente quiere o necesita tomar un vuelo. Vi fundir a Panam, a Braniff, a Eastern. No fue motivo de riesgo de soberan√≠a para el pa√≠s de origen. Tampoco fue motivo para que el Estado gaste la plata de la gente en salvarlas. Solo hubo que esperar unos d√≠as y una nueva empresa las reemplaz√≥. Si en nuestro pa√≠s tiene que ocurrir lo mismo, creo que es este el momento. Espero que el Gobierno act√ļe en esta direcci√≥n.

Juan Luis Basombrio

DNI 13.187.913

Paradoja

¡Qué paradoja! Los candidatos que quieren estar cerca de la gente viven en Puerto Madero, gritan sus anuncios en La Matanza y hablan diplomáticamente ante los comunicadores sociales.

Marcelo J. Durand

DNI 10.661.778

Pesada herencia

Recientemente contratamos el quinto pe√≥n (correntino) en lo que va del a√Īo. Vienen con muchos hijos, con un bolsito y nada m√°s. No saben trabajar, no les interesa ahorrar, y se cansan al poco tiempo porque no tienen cultura de trabajo. Se vuelven a su tierra porque all√° viven de lo que les da el Estado, que proviene de lo que aporta la otra mitad de la poblaci√≥n trabajadora de este bendito pa√≠s, que trabaja y aporta por ellos.Esta es otra de las pesadas herencias que nos dej√≥ la gesti√≥n anterior, una generaci√≥n perdida. Y ni hablar de sus hijos, que ven a sus padres llevar sus vidas de esta manera.

Ojal√° se pueda solucionar esta realidad que nos aqueja y nos hace retroceder como sociedad y como pais.

María Juncosa

DNI 21.634.121

Taxis en el puerto

La empresa Buquebus presta un servicio muy satisfactorio gracias a su estructura y equipamiento, tanto en el Puerto de Buenos Aires como tambi√©n en Colonia y Montevideo. Sin embargo, en nuestro puerto falta un servicio normal de taxis tal como existen en los puertos orientales. Se observa que un grupo seleccionado de taxis trabaja con una elevada tarifa fija dentro de un determinado radio. En otras ocasiones, el conductor calcula el costo al tanteo, cuando la distancia supera el citado radio. Hace un par de a√Īos las autoridades lograron desarticular a una organizaci√≥n mafiosa que operaba en Aeroparque en forma similar a la descripta. Es lamentable que una empresa como Buquebus, y por a√Īadidura todo nuestro pa√≠s, sufra un descr√©dito por la presencia de organizaciones de este tipo.

Aroldo Nicol√°s Mahler

DNI 5.136.527

Mayores de 50 y 60

Tengo un especial inter√©s en fomentar la creaci√≥n de trabajo de calidad para mayores de 50 y de 60 a√Īos. Me pregunto si como sociedad podemos hacer algo al respecto, adem√°s de concientizar a quienes tengan necesidad de incorporar personal a sus empresas sobre la importancia de contar con empleados con experiencia y responsabilidad, m√°s all√° de su edad. Los seres humanos no tenemos fecha de caducidad y todos merecemos ganarnos la vida dignamente.

Gustavo Gosiker

gustavogosiker@yahoo.com.ar

Pa√Īuelos en el teatro

Como asiduo concurrente al teatro en general, Complejo Teatral de Buenos Aires incluido, observo (con total desacuerdo por el √°mbito elegido e invadido) manifestaciones de opiniones personales por parte de los elencos a trav√©s de pa√Īuelos de color en el saludo final; el color del pa√Īuelo es indistinto. Esto ocurri√≥ en las funciones de la talentosa Leticia Mazur del 11, 14 y 19 de julio en el Teatro Sarmiento (parte del Complejo Teatral de Buenos Aires). Me consta que hubo una reacci√≥n por parte de alg√ļn espectador valiente a trav√©s de un pa√Īuelo de color “opuesto” al presentado en el escenario. ¬°Sorpresa! (¬ŅSorpresa?) Se ve que los espectadores no opinan igual, como seguramente tampoco los actores. Tambi√©n Lorena Vega, en el espect√°culo Yo, Encarnaci√≥n Ezcurra, en el Teatro del Pueblo (unipersonal inolvidable), y el elenco de Un domingo en familia (Teatro Nacional Cervantes, teatro oficial) saludaron al final de por lo menos una funci√≥n con un pa√Īuelo de color. En todos los casos, el mismo color de pa√Īuelo que el utilizado por Mazur. Me consta que ha ocurrido en otros teatros de la calle Corrientes. Por ahora ocurre solo en el saludo final. ¬ŅY los actores, por qu√© no aparecen con la camiseta de su cuadro de f√ļtbol favorito? ¬ŅO con inscripciones del partido pol√≠tico de su preferencia? Estamos en campa√Īa. ¬°Aprovechemos! Los pobres espectadores que van a ver teatro son sorprendidos por lo inaudito. A√Īo 2019: ya no hace falta hacerlo subliminal. ¬°Si no pasa nada! Est√° todo permitido. ¬°No hay l√≠mites! ¬°No hay √°mbitos definidos! Y que semejante provocaci√≥n ocurra en teatros oficiales tiene un matiz preocupante. No puedo dejar de agregar “la trampa” que genera el artista al aprovechar vilmente el saludo final. Es all√≠ cuando aparecen los pa√Īuelos… Los espectadores, desprevenidos, son tomados como rehenes. Entonces, ¬Ņqu√© se aplaude en ese momento?; ¬Ņla coreograf√≠a?; ¬Ņla actuaci√≥n?; ¬Ņel pa√Īuelo y lo que representa?; ¬Ņel combo? Quien opina diferente no sabe entonces qu√© hacer.

Actores, actrices, el saludo final no es para presentar opiniones personales ni aparentemente colectivas.

Joaquín Fernández Sasso

DNI 23.125.174

Banquinas utilizables

Recorremos una zona agr√≠cola sentada en c√≥modos autobuses, con aire acondicionado, viendo la riqueza en los campos. Cientos de kil√≥metros de sembrad√≠os, hoy casi exclusivamente de soja, y “pastito” en las banquinas. Hace muchos a√Īos, unos turistas italianos comentaban en Ezeiza: “Con lo que ustedes desperdician en banquinas, nosotros sacar√≠amos otra cosecha”. Y ten√≠an raz√≥n. ¬ŅPara qu√© queremos banquinas con “c√©sped” prolijamente cortado? Y sacamos conclusiones. Se han concesionado las rutas y las banquinas. Se cobra peaje para el mantenimiento de estas √ļltimas. Lo otro se lo guardan, pero hablemos de las banquinas. Cuando se corta el pasto, muchas veces se deja en el lugar. Pasado el tiempo, se seca. En el oto√Īo, ante la primera chispa, arde. Los postes se queman, se caen los alambrados. No tiene mucho sentido. Y adem√°s contamina. Si se le entregasen las a√©reas de las banquinas y los costados de las v√≠as f√©rreas, donde no corren m√°s trenes, a un chacarero, este las cuidar√≠a gratis. Como retribuci√≥n por el uso de la tierra, ese dinero se utilizar√≠a para obras de bien p√ļblico. Pero no para los bolsillos de pol√≠ticos. ¬ŅTendremos gente capaz y honesta que pueda administrar esos fondos? ¬ŅEs tan dif√≠cil?

Elizabeth Susan Darcy

DNI 25.399.523

Tr√°mites digitales

Se esta realizando una reforma en el modo de hacer los tramites, con un formato llamado TAD, tr√°mites a distancia, para operar con los organismos p√ļblicos v√≠a web. Ya es bastante complejo realizar las consultas y los seguimientos con la AFIP, la IGJ, las direcciones de Rentas provinciales, que tienen todas distintos nombres y v√≠nculos, y las municipalidades de todo el pais. Y ahora, con el TAD, por ejemplo, si se quiere tramitar un certificado Mipyme se debe entrar por la AFIP, llenar todos los datos, grabar el formulario, obtener el acuse de recibo y luego esperar un plazo para ingresar al Ministerio de Producci√≥n, a trav√©s de este formato TAD, y gestionar la constancia digital, con los datos que se cargaron antes en la AFIP. Es decir que lo que antes se hac√≠a en una repartici√≥n p√ļblica ahora se hace en dos.

Un precepto esencial en toda reforma de procedimientos es analizar cu√°ndo se puede reducir, recortar, abreviar, en un proceso administrativo. Simplificar.

Alberto Gesualdi

DNI 11.286.086

En la red

La ANAC denunció en la Justicia la lectura de comunicados políticos en los aviones

Facebook

  • “No hay que tomarde rehenes los o√≠dos de los pasajeros, que no entienden qu√© es lo que pasa. Mucho menos en lugares confinados, desatandola violencia” – Abby Cardoso
  • “Bue… ¬Ņno ser√° mucho? No pareciera que la seguridad estuvo comprometida. ¬ŅTodo siempre al extremo?” – M√≥nica Mahia

Los textos destinados a esta secci√≥n no deben exceder las 15 l√≠neas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, tel√©fono y n√ļmero de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podr√° seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la direcci√≥n : Av. del Libertador 101, Vicente L√≥pez (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!