De la crispaciónal diálogo

Cada a√Īo por estas fechas es habitual hacer balance y prop√≥sitos para que el nuevo a√Īo sea provechoso. El balance de la situaci√≥n pol√≠tica catalana es m√°s positivo que hace un a√Īo, pero la realidad es que ya son demasiados a√Īos de conflicto, demasiados consensos rotos, y demasiadas oportunidades perdidas para llegar a una soluci√≥n. Y lo m√°s preocupante: el debate independentista ha perjudicado la convivencia entre catalanes, dividi√©ndonos.

La situaci√≥n del pa√≠s exige di√°logo. Di√°logo sobre el presente y sobre el futuro, di√°logo dentro de Catalu√Īa y tambi√©n de Catalu√Īa con el resto de Espa√Īa. Di√°logo desde el respeto y para promover el respeto. Y debemos empezar por un acuerdo suficientemente amplio y s√≥lido entre catalanes.

Pero los extremos siguen alimentando la hoguera de la crispaci√≥n: tenemos a Casado y Rivera acusando a S√°nchez de ser un t√≠tere de los independentistas y el mismo d√≠a, a pocas horas de diferencia, Artadi tildando a S√°nchez de t√≠tere de los aparatos del Estado y pidi√©ndole que abandone la represi√≥n. ¬ŅEn qu√© quedamos?

Venimos de la mayor crisis constitucional, con ruptura de la legalidad incluida, y de la constataci√≥n del fracaso de la pol√≠tica, al que la sociedad espa√Īola asiste preocupada y hastiada. Pero debemos ser conscientes de que el respeto a la ley e inicio del di√°logo son el √ļnico camino transitable para acabar con la crispaci√≥n y explorar salidas a la situaci√≥n enquistada. No estamos buscando soluciones definitivas, pero, para poder iniciar un di√°logo pol√≠tico despu√©s de tanta crispaci√≥n, es necesario un esfuerzo previo de construcci√≥n de puentes, que haga posible la reconstrucci√≥n de la confianza entre todos.

Esperemos que durante 2019 seamos capaces de movilizar la inteligencia colectiva suficiente para rehacer esa convivencia erosionada. Por la parte que nos toca, los y las socialistas, trabajaremos para que gane la política frente a la crispación y el enfrentamiento. Somos consecuentes con nuestros compromisos: la reconciliación, la concordia, la convivencia y la reconstrucción de consensos. Así que frente a las soflamas emocionales del independentismo y los voceros de la aplicación perpetua del 155, seguiremos alzando la bandera del diálogo dentro de la Constitución.

Eva Granados

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!