De Diego destacó la actitud “cuidadosa” de los sindicatos en el contexto de crisis

El abogado laboralista Julián De Diego dialogó con el secretario de Redacción de LA NACION, José del Río, en el evento Summir RRHH Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Malavolta

“En las últimas dos semanas iniciamos 60 procedimientos de crisis que involucran a 30.000 empleados, de empresas que son en un 75% de capitales extranjero”. Con ese dato Julián de Diego, catedrático y director del Posgrado de RR HH de la UCA, dio una idea de la situación de crisis que atraviesa el mundo del trabajo en la Argentina.

El abogado, que trabaja con 1600 compañías, consideró que en este contexto es clave trabajar con las firmas “la contención y la búsqueda de serenidad”. “Hoy no sabés lo que puede pasar mañana y el análisis de largo plazo es muy difícil. Una empresa extranjera que tiene que ubicar su modelo de negocios en la Argentina no entiende qué está pasando y no percibe el riego que nosotros ya estamos percibiendo, que es que puede haber una eclosión del modelo económico, porque hoy tiene una contención muy frágil”, aventuró.

De Diego resaltó el comportamiento de las entidades sindicales, que consideró que están manejando la situación con “cuidado” y “hoy se acercan a las empresas en crisis a ver de qué modo se acoplan para enfrentar la situación con el menor daño posible”. También resaltó la gestión del secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, que “está ayudando a contener despidos otorgándoles a los empleadores la posibilidad de no pagar cargas sociales por seis meses”.

De Diego señaló que esta crisis se suma a muchos otros momentos anteriores de dificultades en las empresas, lo que da como resultado un problema extra. “Después de tantas restructuraciones las empresas se fueron quedando con los mejores recursos y ahora hemos llegado a ese momento en que las empresas tienen que poner en juego el core, esos recursos que no quieren perder y que son clave para recuperarse cuando el escenario mejore”, apuntó.

El abogado, de amplio diálogo con líderes políticos, previó que el equipo laboral del candidato Alberto Fernández “está preparando una docena de medidas vinculadas con la promoción del empleo”. Por ejemplo, una ley de blanqueo que “podría ser conveniente” en un plazo largo de adecuación, de dos años, “para que el impacto del blanqueo no sea imposible para la continuidad del negocio”. “Yo creo que están bien enfocados -apuntó-, pero ocurre que el modelo de negocios en el que se inserte ese programa tiene que ser un modelo de crecimiento, lo que va a ser muy difícil, sobre todo en los primeros seis meses de gestión”.

Respecto de una posible reforma laboral, dijo que si bien la palabra tiene mala prensa, seguramente se retomará bajo otros nombres porque el mundo del trabajo cambió y necesita legislación acorde. Consideró que hay que proteger los trabajos creados en el marco de las nuevas plataformas como Uber, Cabify o Glovo, que hoy serían alrededor de 400.000 en la Argentina. “No tenemos que aceptar la precarización del empleo, no tienen que ser trabajadores de segunda (tiene que haber seguro, jubilación mínima), pero no deberían estar en relación de dependencia, porque las categorías los ubican en un híbrido que justifica desarrollar un estatuto especial”, consideró.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!